Jueves, 14 Agosto, 2014 - 19:50

Cristina denunció que fondos buitre están detrás de la quiebra de Donnelley y anunció que aplicará la "ley antiterrorista"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La presidenta Cristina Kirchner denunció hoy que fondos buitre están detrás de la impactante quiebra solicitada por la gráfica Donnelley, dijo que contó con la "connivencia" de la Justicia argentina y anunció que se le aplicará la "Ley Antiterrorista" a la empresa, una multinacional de origen estadounidense, porque busca alterar el orden económico y financiero".
 
Durante un acto en la Casa de Gobierno, la jefa de Estado mencionó un "entramado casi mafioso, un término ya utilizado por el premio nobel Paul Krugman, quien dijo que existe una ´mafia financiera que maneja la economía internacional´", al trazar un vínculo entre la disputa legal con los holdouts en Nueva York y la decisión de la imprenta de Garín, que amenaza con dejar en la calle a unos 400 empleados.
 
Cristina recordó que Krugman sostuvo que "un puñado de gente rige los destinos de la economía mundial" y se quejó de que la situación patrimonial de Donnelley "era buena, y sin embargo pidió la quiebra.
 
En este sentido, NA averiguó que el activo de la compañía (unos 180 millones de pesos) es superior al pasivo ($140 millones), lo que significa un "patrimonio neto positivo", al tiempo que Donnelley no acumula una "deuda significativa" con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP): 100 millones de pesos.
 
Para el Gobierno, "los argumentos que esgrime la empresa como razones de la quiebra son falaces, ya que habla de ´vaivenes económicos´ y argumenta una baja en la producción, cuando en realidad desde hace años la firma produce, fabrica y distribuye las revistas más importantes de la Argentina y los estudios realizados por los sindicatos gráficos indica que el sector no está en crisis", según la documentación a la que tuvo acceso Noticias Argentinas.
 
Este jueves, en otro acto transmitido por cadena nacional, la Presidenta dijo que la quiebra de Donnelley fue orquestada por fondos buitre y anunció que la AFIP se presentó ante la Justicia para solicitar que la situación se revierta.
 
"Estamos ante un caso fraudulento para intentar atemorizar a la población", denunció la jefa de Estado.
 
Dijo que en muchas empresas hay fondos de inversión y reveló que el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, "identificó a una multinacional, de la que no voy a dar el nombre, en la que el fondo de (el magnate estadounidense) Paul Singer tenía el 7 por ciento y lo transfiere a otro que se llama BlackRock, uno de los fondos que tienen entre el 60 o 70% de Donnelley".
 
BlackRock es una entidad financiera estadounidense cuya sede central se encuentra en Nueva York, y es la mayor empresa de gestión de activos del mundo. La presidenta también atacó al juzgado porque "la quiebra se presentó el 8 de agosto en el Juzgado en lo Comercial 19, secretaría 37, que la otorgó en trámite exprés. La presentaron el viernes y el lunes siguiente salió".
 
También reveló que "hay una presentación de Donnelley ante la SEC -organismo regulador de mercado de Estados Unidos- informándole que había solicitado la quiebra debido a condiciones de negocios insostenibles". Dijo que espera "registrar una deuda por única vez de 15 a 20 millones de dólares, lo cual no afectará las proyecciones para el 2014".
 
Ante esta situación, la Presidenta dijo que el Gobierno pidió que se revoque la quiebra y se presentó una denuncia penal ante la Justicia por alteración del orden económico y financiero".
 
"Esto es una maniobra que no se limitará a los juzgados federales, sino que iremos a la SEC, porque informan una pérdida de 22 millones de dólares que deberán justificar, y esperemos que el órgano de control sea rígido e inflexible para castigarlo", sostuvo Cristina.
Fuente: 
Noticias Argentinas/AFP

Notas relacionadas