Lunes, 19 Octubre, 2020 - 13:17

Ante las amenazas que recibió la docente Durnbeck, la Facultad de Ingeniería iniciará acciones legales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El sábado se conoció que una profesora de la UNNE había “echado” de una clase a un alumno que desactivó su cámara por cuestiones de fuerza mayor. El hecho generó el repudio de la sociedad, pero todo se trató de una confusión. El propio alumno involucrado aclaró la situación, pero de igual manera la profesora continuó siendo hostigada y hasta amenazada.
 
El escenario fue protagonizado por Claudia Durnbek, profesora de la materia Análisis Matemático II de la carrera Ingeniería Electromecánica, y el alumno Brian Pereson, quien desconectó su cámara en busca de señal. Ante la trascendencia que tomó el hecho, Pereson se solidarizó con la docente, repudió las amenazas que estaba recibiendo y aclaró que “ellos -sumó al ayudante de cátedra- no estaban enterados de mi situación y no sabían por lo que estaba pasando”.
 
La docente también hizo su descargo: “Este alumno tuvo dificultades y traté de entender qué dificultad tenía, no pude comprenderlo y tenía el resto de la clase esperando. Hay un hilo en las clases, hay una correlación, uno no puede distraerse. Los alumnos ponen mucho de sí para conectarse, no puedo distraer un momento para entender un audio”.
 
 
Ahora también se manifestaron desde la Facultad de Ingeniería, desde donde advirtieron que “atento a las amenazas y mensajes de violencia contra una docente de nuestra Facultad por un mal entendido que ya fue solucionado, iniciaremos las denuncias y acciones legales pertinentes para preservar la integridad física de la docente atacada”.
 
Además decimos que rechazamos enfáticamente todo tipo de violencia y apología a cometer actos delictivos contra una trabajadora docente, porque ese tipo de acciones no sólo afectan a la docente y a su familia, sino también a la institución que no deja de ser parte de la Educación Pública y Gratuita que orgullece a la Argentina”, agregaron desde la institución en un comunicado.
 
 
Hoy en este difícil contexto de pandemia, gracias al esfuerzo de cada docente, que con las pocas y limitadas herramientas que tiene, en tecnología como en formación virtual, que se comprometen a llevar adelante sus clases, la Universidad Pública sigue adelante con su función de formar graduados y graduadas comprometidos con su medio, ciudadanas y ciudadanos defensores de la democracia y paz social”, sostuvieron desde la institución.
 
Añadieron también que “Por ello y por una situación que ya fue aclarada y solucionada, no podemos permitir que inunden las redes con mensajes de odio, que inciten a la violencia y a cometer delitos afectando así la tranquilidad e intimidad de una familia entera”.
 
Por tanto, a quienes tengan dudas acerca de la situación con la docente y la solución a la que arribamos en beneficio de cada parte involucrada, invitamos a ponerse en contacto con la gestión de la Facultad para su aclaración”, finalizaron.
 

Notas relacionadas