Viernes, 4 Mayo, 2018 - 19:40

Allanan el estudio jurídico de Matías Balmaceda, ex yerno de Aída Ayala

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Diario Chaco pudo confirmar que la jueza federal, a instancias de la fiscalía, ordenó el allanamiento en el domicilio de Matías Balmaceda en el marco de una nueva causa que investiga a Aída Ayala, esta vez, como secretaria de Asuntos Municipales de la Nación.
 
Fuentes judiciales confirmaron a este medio que en el allanamiento “hay un cuadro de limpieza reciente, alguien limpió el lugar hace no mucho tiempo”.
 
Para agregar detalles, informaron también que encontraron “la marca de una computadora recién retirada”.
 
Entre lo incautado, hay una carpeta con libros de actas de la Fundación Construir, documentación y facturas del 2014 de la Municipalidad de Resistencia.
 
Cabe destacar que Balmaceda fue pareja de la hija de Aída Ayala, Maida With. También fue apoderado de UCR Nea, el espacio interno de Ayala.
 
LA NUEVA CAUSA
 
Diario Chaco tuvo acceso a este nueva investigación que vuelve a incluir a Aída Ayala, esta vez ya no como ex intendenta, sino en su carácter de secretaria de Asuntos Municipales de la Nación, cartera dependiente del Ministerio del Interior, cargo que ocupó desde la asunción del presidente Macri hasta diciembre del 2017, cuando asumió como diputada nacional.
 
La causa llegó a la fiscalía federal con una copia de denuncias del Sindicato de Municipales de Quitilipi.
 
Altos funcionarios de la municipalidad de Quitilipi confirmaron que Aída Ayala, en su rol de secretaria nacional, bajaba fondos a diferentes localidades “con la condición de que la compra se haga a través de la Fundación Construir y en negocios que ellos mismos elegían”. “Uno de esos locales se llama Chaco Service, donde en el domicilio declarado en realidad funciona un local de service de aires acondicionados”, agregaron.
 
La documentación indica que se bajó a la Municipalidad de Quitilipi más de 60 mil pesos para la compra de ficheros y un millón para la compra de desmalezadoras y otras máquinas. Lo que también indica la documentación es que se implementaron “sobreprecios terribles” para esas compras. De forma privada se hizo un presupuesto que indicaba que “una desmalezadora cuesta la mitad de lo que se facturó”.
 
En este contexto, se cree que Balmaceda era el encargado de esas facturaciones de la Fundación Construir, por lo que el allanamiento busca documentaciones al respecto.