Martes, 24 Octubre, 2017 - 07:01

Aldea Tres Horquetas: ultimátum al gobierno para el traslado de la institución a Desarrollo Social

El Superior Tribunal de Justicia de la provincia hizo lugar a un habeas corpus colectivo presentado por el Comité Provincial contra la Tortura, y ordenó refaccionar el edificio en un plazo de 60 días, garantizar los derechos humanos de los jóvenes alojados y desvincular al Servicio Penitenciario del control de la institución. Diario Chaco tuvo acceso a la sentencia cuyos principales aspectos se detallan en esta nota. 
 
A través de un fallo rubricado este lunes por los ministros Isabel Grillo, Rolando Toledo, Emilia Valle, Alberto Modi y María Luisa Lucas en los autos caratulados “Comité Provincial de Prevención de la Tortura y otros tratos y penas crueles, inhumanos y/o degradantes s/habeas corpus” que se tramitó ante la Secretaría Nº 3 de Asuntos Constitucionales del Superior Tribunal de Justicia, se dictó una sentencia perentoria para garantizar la salud física, psíquica y espiritual de los jóvenes alojados en la Aldea Tres Horquetas. 
 
El STJ hizo lugar a la acción de habeas corpus colectivo y correctivo en favor de la totalidad de los adolescentes alojados en el Centro Socio Educativo “Aldea Tres Horquetas”, y en ese marco ordenó al Poder Ejecutivo “que de forma inmediata y urgente, en un plazo máximo de 60 días, arbitre los recaudos necesarios a fin de garantizar el cese de toda eventual situación de agravamiento de las condiciones de alojamiento que importe un trato cruel, inhumano o degradante o cualquier otro susceptible de acarrear responsabilidad internacional al Estado, en particular respecto al estado precario de sanitarios, habitaciones, espacios comunes e instalaciones eléctricas, como así la adecuada y suficiente provisión de elementos de limpieza e higiene personal y el acceso efectivo a la educación, salud y justicia de los alojados en dicha institución”. 
 
También ordenó la inmediata refacción total del centro socio educativo, “que deberá concluir en 60 días”; el traspaso definitivo en 30 días del centro socio educativo a la órbita del ministerio de Desarrollo Social, y la desvinculación definitiva del servicio penitenciario y de readaptación social de la institución.
 
Los jueces también le dieron al Gobierno un máximo de 60 días para conformar un nuevo equipo de dirección y trabajo, y ordenaron la articulación de un plan de trabajo integral a llevarse a cabo por el equipo de dirección y trabajo, “que contemple la realización de actividades que garanticen el vínculo familiar, facilite el efectivo acceso a la atención médica mediante el cumplimiento de los turnos dispuestos en especial para aquellos jóvenes que necesitan asistencia psiquiátrica y asegure un plan educativo efectivo y viable que otorgue a los jóvenes alojados conocimientos para su verdadera integración en el ámbito socio cultural”. 
 
Finalmente, la sentencia dispuso la conformación de una mesa de trabajo integrada por el Comité contra la tortura, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, la Defensoría General del Poder Judicial, el ministerio de Desarrollo Social y la Dirección General de Servicio Social y de Equipos Interdisciplinarios del Poder Judicial a fin de tratar la situación del centro Tres Horquetas.