Martes, 17 Julio, 2018 - 13:37

Al Arsenal le hicieron el cuento del tío

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El club inglés selló un importante acuerdo de patrocinio con una marca de autos eléctricos, pero la mujer que firmó los papeles no habría trabajado nunca para esa empresa.

Hace algunos meses, el Arsenal selló un acuerdo con la marca de autos y colectivos eléctricos BYD (Build Your Dreams).

Y lo que parecía un sueño fue una pesadilla. La fábrica, que tiene sede en China y es una de las más grandes del país a nivel automovilístico, se convirtió en uno de los socios del club inglés.

Sin embargo, en las últimas horas se conoció que una mujer se hizo pasar por gerente de marketing de la empresa y que firmó múltiples contratos truchos de patrocinio. Y, según informó la BBC, ¡uno de los estafados fueron los Gunners!

"BYD ha informado al Arsenal que creen que han sido víctimas de un fraude en relación con varios acuerdos publicitarios. Esto incluye nuestra asociación con ellos, que fue lanzada formalmente en un evento en mayo pasado. Estamos investigando la situación y discutiéndola con los representantes de BYD de alto nivel que participaron en el lanzamiento de la asociación. No haremos más comentarios sobre este asunto”, aseguró el club inglés en el sitio web de un periódico chino (The Paper).

Mientras tanto, la empresa informó que la mujer ya fue detenida por la policía de Shanghai y que en las próximas horas se realizarán las investigaciones correspondientes: "Ella suplantó la identidad de un miembro de BYD y usó hasta nuestros sellos para firmar contratos sin nuestro consentimiento".

La unión entre el Arsenal y BYD fue muy festejada y los Gunners expresaron que habían llegado a un acuerdo con "el fabricante de vehículos eléctricos más vendidos del mundo". Además, Xhaka, Koscielny y Mustafi se fotografiaron con una camiseta en la que estaba impreso el nombre de la marca, y en la página oficial del club aparecieron varios jugadores al lado de los lujosos autos eléctricos. ¿Cómo terminará esta historia? La próxima, pidan el DNI, chicos.

Fuente: 
Olé