Martes, 12 Noviembre, 2019 - 13:30

Advierten sobre la toxicidad del cigarrillo electrónico

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Ante la aparición del primer caso de lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillo electrónico en Argentina, el Ministerio de Salud Pública -a través de Enfermedades Crónicas No Transmisibles- detalla acerca de los riesgos de su consumo. Además, no se recomienda su uso, tanto en espacios abiertos como cerrados, ya que la evidencia científica muestra que liberan sustancias tóxicas al medio ambiente y afectan a otras personas.

De acuerdo a la información emitida por la cartera sanitaria nacional, sobre el primer caso reportado de lesión pulmonar asociada a este dispositivo, se remarca a la población chaqueña que los cigarrillos electrónicos emiten aerosol y no vapor de agua, no son inofensivos. Aún cuando el tanque está rotulado como libre de nicotina, puede contenerla.

“El aerosol contiene nicotina, compuestos orgánicos volátiles, partículas ultrafinas, sustancias químicas que causan cáncer, metales pesados (níquel, estaño, plomo) y saborizantes como diacetilo, que causa enfermedad pulmonar grave”, comentó la directora del área, Andrea Cruz. Ningún saborizante ha sido avalado para ser inhalado.

Los cigarrillos electrónicos no son seguros para fumadores ni para no fumadores. Los no fumadores que empiezan a usarlos corren el riesgo de desarrollar adicción y empezar a fumar cigarrillos convencionales. Tampoco son recomendables para jóvenes, adultos jóvenes, mujeres embarazadas o adultos que actualmente no usan productos de tabaco. “La nicotina es poderosamente adictiva, tóxica para los fetos en desarrollo y puede afectar el desarrollo cerebral entre los 20 y 25 años”, agregó la especialista.

Asimismo, no hay datos científicos conclusivos de que sirvan para dejar de fumar. Quienes los usan con ese fin en la mayoría de los casos terminan dependiendo de los cigarrillos electrónicos y mantienen el consumo de nicotina, o usando ambas formas (cigarrillos convencionales y electrónicos).

En la actualidad, existen tratamientos efectivos para dejar de fumar con fármacos que fueron sido evaluados y aprobados por la ANMAT. Se puede obtener asesoramiento integral al respecto a través del 0800-999-3040 del Programa Nacional de Control del Tabaco del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

Casos

Respecto del primer caso registrado en el país, se trata de un joven de 30 años que comenzó con síntomas un mes previo a la fecha de consulta en el servicio de salud, con diagnóstico de proteinosis alveolar, requiriendo internación en terapia intensiva y asistencia respiratoria mecánica. Actualmente el paciente fue dado de alta con oxígeno suplementario y control ambulatorio. Como antecedente epidemiológico, refirió haber dejado de consumir cigarrillos tradicionales y estaba utilizando cigarrillo electrónico al menos 90 días antes de presentarse en la consulta.

A nivel mundial, se produjeron gran cantidad de casos de enfermedad pulmonar grave por el uso del cigarrillo electrónico que puede ser mortal. Solo en Estados Unidos, se alertó sobre un brote de “lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillo electrónico” (EVALI por sus siglas en inglés). Se registraron 1.888 casos de enfermedades pulmonares relacionadas a este dispositivo y del total, se presentaron 34 muertes cuya media de edad fue de 53 años (rango 17 a 75 años).

Debido a que aún no se conocen los compuestos o ingredientes específicos que causan las lesiones pulmonares relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos, la mejor manera de preservar a la población sobre las consecuencias de su uso es que se cumpla la recomendación de no utilizar ningún tipo de cigarrillos electrónicos, en particular los que contengan THC o cualquier otro cannabinoide.

Notas relacionadas