Sábado, 20 Octubre, 2018 - 17:47

Acusan al tío y la tía de Sheila por los delitos de femicidio y homicidio agravado por alevosía

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El tío y la tía de Sheila Ayala, que fue encontrada muerta el pasado jueves en el partido bonaerense de San Miguel, deberán declarar ante el fiscal del caso acusados por los delitos de femicidio y homicidio agravado por alevosía.
   
Según la acusación fiscal a la que tuvo acceso NA, Fabián Ezequiel González Rojas, de 24 años, deberá declarar por el delito de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por tratarse de un femicidio".
   
Mientras que Leonela Ayala, de 25 años, y hermana del padre de la víctima, quien permanecía internada en el Hospital de Malvinas Argentinas, luego que este viernes por la tarde diera a luz a su hijo, deberá responder ante el fiscal por el delito de "homicidio agravado por alevosía" en calidad de coautora.
   
Estaba previsto, según informaron fuentes judiciales a NA, que este sábado por la tarde el tío de la víctima declarará ante el fiscal Gustavo Carracedo de la Unidad Funcional de Instrucción N°20 descentralizada de Malvinas Argentinas.
   
En tanto, la fiscalía esperaba un informe del hospital en el que está internada la tía de la niña para saber si estaba en condiciones de ser indagada, luego de dar a luz.
   
Los tíos de Sheila, tras quedar detenidos el pasado jueves, habrían confesado el crimen de la niña ante efectivos de la Policía, aunque esa declaración carece de valor judicial para la causa si no es realizada en el marco de una declaración indagatoria formal.
   
El fiscal Carracedo consideró en la acusación, que el crimen de la niña ocurrió entre el domingo 14 de octubre a partir de las 12:00 y el martes 16 en el interior de la casa de los imputados ubicada en el barrio Campo Tupasy, de San Miguel.
   
Además, el fiscal indicó en la acusación que realizó con los elementos recolectados hasta el momento, que Sheila fue estrangulada a lazo con una sábana que le produjo la asfixia mecánica por compresión cervical.
   
Para Carracedo, González Rojas y Ayala, los únicos dos detenidos por el caso, se aprovecharon de la situación de indefensión de la víctima a quien superaban en fuerza, y que el detenido, "abusó de una relación desigual de poder con la víctima"
Fuente: 
NA

Notas relacionadas