Domingo, 22 Abril, 2018 - 10:42

Abuso en Colonia Aborigen: el fiscal sostuvo que "hay pruebas que establecen de modo absoluto" la culpabilidad del maestro

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En la Cámara Segunda en lo Criminal de Sáenz Peña, a cargo del  juez Nelson Pelliza, se llevó a cabo el juicio al docente Gustavo Sánchez, denunciado por abuso sexual a una de sus alumnas.

Concluyó la etapa probatoria de lo que es el juicio oral en la Cámara del Crimen N° 2 donde cada parte postuló sus conclusiones finales. Por un lado lo hizo el titular del Ministerio Publico Fiscal Carlos Rescala, y los querellantes particulares por los padres de la menor , dr. Juan Pokorny y por los derechos Humanos Kevin Nielsen, además del abogado defensor Adrián de Langhe.

El titular del  Ministerio Público solicitó una pena de 16 años en función de una serie de fundamentos y análisis que realizó el fiscal Carlos Rescala en forma pormenorizada y entrelazando con algunos indicios. Así determinó que “efectivamente el docente Gustavo Sánchez es absolutamente responsable del hecho por el cual estaba acusado”, señaló.

 

Las pruebas

Al ser consultado sobre las pruebas que el fiscal consideró contundente para solicitar los 16 años, dijo Rescala: “Lo primero que este Ministerio Público ha sostenido es que la menor  ha sido consecuente en cada una de su declaraciones, no sólo en Cámara Gesel sino cuando por primera vez se lo contó a su madre para que diera origen a la posterior denuncia”.

Sostuvo en tal sentido que “este mismo relato que le dijo a la madre en forma espontánea se lo contó ante la presencia de distintos médicos en el hospital 4 de Junio cuando fue sometida al examen del médico policial y el dr Sena ha dejado eso constancia en su informe de esta situación. Allí el Dr Sena no solo deja constancia del tipo de lesiones que presenta la menor en su zona genital, sino sobre los dichos de la menor.  Además la menor se lo contó a la psicóloga de la Unidad de Protección Integral, ´es decir que la menor  ante cinco personas dijo exactamente lo mismo´" .

Sostuvo Rescala que contra estas pruebas se opuso la defensa tratando de desestimar las mismas y señalando que “no existió el delito”. Para lo cual presentó dos peritos de parte que no examinaron ni a la menor y al docente: “Con estos dos peritos de parte intentó la defensa descalificar las conclusiones a .as que había arriba el dr Sena en el Hospital donde examino a la menor delate de otros profesionales, diciendo que el delito por el tipo de lesión no se había cometido, y esto lo aseguraba en forma contundente pero que a la pregunta de las partes, esa  seguridad fue menguando y se transformó en duda, ya no estaba tan seguro de si hubo no acceso carnal”.

De la misma forma el otro perito, el licenciado Gustavo Brollo trató de desestimar la Cámara Gesel señalando que nos es confiable y es imperfecta, sin embargo dijo el fiscal Rescala, lo que ha narrado la menor  y en las situaciones que ha volcado la licenciada carolina Barrionuevo es absolutamente coincidente con lo que dice la profesional de la UPI. “Ninguna de las dos advierte la mas mínima situación de fabula o de mentira”, sostuvo Rescala.

Para el  fiscal Carlos Rescala “la menor ha sido coherente con lo que le ha pasado y el trauma que le ha tocado vivir”, señalando que  “el informe psicológico de la menor es contundente en relación a lo que manifiesta n las profesionales de la UPI y del Juzgado del Menor”.

Por otro lado el fiscal mencionó como “prueba irrefutable”  el perfil del docente, y el  peritaje que se realizó a tres elementos: un teléfono celular, una notebook y otra de notebook de Conectar Igual que la menor dijo que tenía el maestro en el momento del abuso ya que con ellos controlaba el tiempo. “De  esas pericias surge que en los tres soportes móviles accedía a sitios pornográficos, y lo que es más grave que utilizaba un elemento que el Estado le aportó para educar a los menores también estaba accediendo a los  sitios pornográficos”, señaló el fiscal.

Finalmente Carlos Rescala consideró que la defensa asumida por la abogada Adriana De Langhe, en sus conclusiones finales “ha hecho un gran esfuerzo, pero un esfuerzo desde el punto de vista personal también de ella, ya que no ha podidito rebatir las pruebas que existen  en contra de su defendido que existen en el expediente y de un modo absoluto establece la culpabilidad del docente Sánchez”.

Notas relacionadas