Martes, 28 Abril, 2020 - 12:42

Abogados de la IV Circunscripción rechazan la suspensión del sorteo de jueces para el Consejo de la Magistratura

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Colegio de Abogados de la IV Circunscripción Judicial expresó su preocupación y rechazo a lo resuelto por el Superior Tribunal de Justicia de suspender el sorteo de jueces para el Consejo de la Magistratura ante la medida presentada por la Asociación de Magistrados.

A través de un comunicado, los profesionales de esa circunscripción negaron que “los pretensos vicios apuntados tengan la entidad suficiente para enervar el acto de sorteo ya consumado”.

Luego de la decisión del STJ -a instancias de una acción judicial de la Asociación de Magistrados- de anular el sorteo que determinó que María de las Mercedes Pereyra (jueza de Garantías Nº 1) y Natalia Fernández Floriani (jueza Correccional Nº 2) representarían a los jueces en el Consejo de la magistratura, la propia Pereyra presentó una medida cautelar innovativa y una acción de amparo en el Juzgado Civil y Comercial Nº 6, a cargo de Jorge Sincovich. Acto seguido, Sincovich falló a favor de la magistrada en lo que respecta a la medida cautelar, ordenando al máximo organismo de la justicia provincial que suspenda los efectos de la Resolución Nº 233, que “retrotraiga la situación al status quo que imperaba previo a la misma” y se abstenga de llevar adelante el nuevo sorteo previsto para este el 28 de abril “hasta tanto se dicte sentencia definitiva en la acción principal”.

La cédula de notificación fue recibida por el STJ este martes 28 de abril a las 8.35 de la mañana, cuando el sorteo estaba previsto para las 11.

Ante esto, el Colegio de Abogados con cabecera en Charata también cuestionó “la instancia de Resolución por parte del Superior Tribunal de Justicia que, habiendo ya realizado el sorteo, se arrogue nueva jurisdicción para resolver su propio acto supuestamente viciado. También es cuestionable si la Juez excluida debió ser incluida en dicho listado, pues no se encontraba en ejercicio titular del cargo, sino como suplente”, aseguró.

En esa línea, los abogados mencionaron que “el artículo 166 de la Constitución del Chaco establece claramente que los representantes de los jueces ante el Consejo de la Magistratura y Jurado de Enjuiciamiento se eligen por sorteo, motivo por el cual nos interesa ese resultado, en el entendimiento de la importancia fundamental que tiene este órgano constitucional para garantizar la independencia del Poder Judicial”.

“Cada vez que se designa un representante del Consejo de la Magistratura y Jurado de Enjuiciamiento, se pone en juego esa garantía institucional del Poder Judicial, por eso somos tan celosos del respeto que se debe tener con estas instancias de selección o elección que tienen lugar para conformar los distintos estamentos del órgano”, aclararon.

Y consideran que, “siendo el sorteo el mecanismo vigente de elección, hay que estar a ese resultado del azar, que sucede una sola vez, cuando las bolillas son extraídas, y que no se puede modificar posteriormente ordenando un nuevo sorteo. Toda vez que al hacerlo, se está privando a este mecanismo de la única garantía que tiene para la elección imparcial, el azar que sucede en ese momento”.

“Por ello, declarar la nulidad de ese sorteo afecta la transparencia y genera una desconfianza que es mucho más grave en términos consecuenciales que el intento de salvar un supuesto error involuntario cometido por no haber introducido el nombre de una Juez”.

Para los abogados de la cuarta circunscripción, “en estos casos hay que aplicar el principio de proporcionalidad para adoptar la decisión que lesione de la menor manera posible el bien más importante en juego, que es sin duda, la transparencia del proceso electoral. Es así que, anular un sorteo y realizarlo nuevamente implica una supresión total del valor confianza en el procedimiento electoral de sorteo impuesto por la Constitución, dado que la desconfianza perdurará incluso más allá, alcanzando también al nuevo sorteo”.

No obstante, dejaron en cal que “no se trata de defender u opinar sobre las Magistradas que pudieron resultar electas, sino de sostener que la regla a la que nos vincula la Constitución para esta designación es el sorteo. Entonces, lo único que podemos hacer cuando el sorteo se realiza, es respetar el resultado aleatorio. El sorteo supone que todos los candidatos parten de una misma consideración de idoneidad; de tal manera, se deja que sea el azar el que imparcialmente resuelva la elección”.

E insistieron en la necesidad de “respetar ese resultado una vez que se produce, dado que todo lo que después se pudiera hacer para cambiar el mismo, será visto como una forma de torcer o modificar esa selección azarosa”.

Notas relacionadas