Lunes, 6 Junio, 2011 - 17:31

Con las nuevas normas de seguridad
Argentina construirá su cuarta central nuclear

La titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Norma Boero, confirmó en desde Moscú donde expertos de todo el mundo debaten el futuro de la energía nuclear que Argentina construirá una cuarta central atómica, que se sumará a las de Embalse, Atucha I y Atucha II, ésta última todavía en construcción.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
"El proyecto no está parado, está atrasado a la espera de si se realizan nuevas guías de seguridad después de lo de Fukushima, pero va a haber una cuarta central en la Argentina", aseguró la funcionaria.



En la reunión de ATOMEXPO 2011, donde mañana expondrá sobre el plan nuclear argentino, Boero dijo que la nueva central generará entre 1.000 y 1.600 megavatios, lo que representa un poco más del 4% de la energía total del país.



"Hemos preclasificado a cinco países, entre los cuales está Rusia, por eso estamos en la exposición", señaló.



La licitación se encuentra un poco demorada a la espera de los resultados finales de lo que ha sucedido en la central japonesa de Fukushima.



"Se está haciendo toda una revisión nuclear y ahora, el próximo 20, habrá una reunión muy importante donde vamos a tener un poco más claro todo lo que pasó, y un poco más de información, y con esos datos veremos si la Organización Internacional de Energía Atómica (OEIA) saca otro tipo de guías en materia de seguridad", agregó.



COLABORACIÓN RUSA

Argentina y Rusia podrían encarar conjuntamente la construcción de un reactor de uranio enriquecido de 640 megavatios de potencia, así lo estipulan acuerdos de cooperación entre ambos países en materia de energía nuclear. Al menos es lo que tiempo atrás reveló desde Moscú el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, al término de una reunión con Sergei Kiriyenko, presidente de la corporación estatal de Energía Atómica (Rosatom), luego de firmar un convenio complementario del memorándum de entendimiento sobre cooperación en usos pacíficos de la energía nuclear, rubricado en ocasión de la visita del presidente ruso, Dimitri Medvedev, a la Argentina.



Como parte de la visita oficial a ese país, junto al canciller Héctor Timerman y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, De Vido destacó que “el reconocimiento argentino a Rusia como economía de mercado”, posibilitará activar “proyectos de interés bilateral que tenían alguna dificultad para encontrar financiamiento, por caso en materia hidroeléctrica y la propuesta de la cuarta central nuclear argentina”. Voceros oficiales de la delegación argentina detallaron que en este último caso, De Vido recordó que Rusia (a través de Rosatom) es uno de los oferentes precalificados, junto con China, Estados Unidos, Francia y Corea, para un emprendimiento que es estratégico para la Argentina”.



La cuarta central nuclear está contemplada en el Plan Energético Nacional y el proyecto implica la construcción de un reactor con 1.000 megavatios de potencia, en una zona aledaña a las centrales Atucha I y Atucha II, esta última próxima a inaugurarse. En el contenido de los acuerdos firmados, aparece que el comercio bilateral tenga gran participación de productos con alto valor agregado, que implican trabajo, o sea que no tienen que ser sólo commodities. Argentina importa por valor de 50 mil millones de dólares por año y las importaciones rusas son sólo de 397 millones.