Viernes, 3 Junio, 2011 - 19:30

Opinión de nuestros lectores
Por compromiso y lealtad
Capitanich, compañero de fórmula de Cristina

Nos costó mucho a todos los peronistas recuperar la provincia. Una provincia con el mayor índice de pobreza, desocupación, la salud totalmente enferma, la producción quebrada la educación olvidada. Recuerdo cuando me comunico con "Gustavito" y le pregunto cómo estábamos. “Ganando”, me dijo. Fui al partido y estaba “Coqui” y él solos manejando los resultados. “Coqui” me dijo “ganamos Gladys” y me abrazó muy fuerte. Parecía un niño, lleno de alegría y emoción. Después de intentarlo más de una vez se le cumplió su sueño: recuperar la provincia nuevamente para que sea gobernada por el peronismo.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Cuando conocí a Néstor Kirchner, también era como un niño lleno de energía. Me dijo en ese momento cuando nos reunimos -en el cual estaba “Rafa” López hoy diputado nacional por Formosa, “Mencho” Campos, Juan “Quito” Fernández en un quincho en la casa del compañero Rachid- : “Quiero cambiar la Argentina, sé que es posible, voy a ir por más que se encuentre una sola persona en los lugares de reunión a hablar del proyecto político nacional, popular y plural; tenemos que contener a todos, no importa de qué partido político vengan, o a que religión pertenecen, todos son necesarios para la construcción”.



Con Néstor realizamos el encuentro de Calafate, la oficina y lugar de reunión era la casa de Santa Cruz, donde nos encontrábamos con Marcelo Fuentes, “Pepe” Salvini, Julio de Vido, Zannini, “Paco” Larcher, Daniel Varizat y tantos otros compañeros que empezábamos a construir un espacio nacional.



Y lo trajimos al Chaco, con el eslogan “Otra Argentina es posible”. Allí estuvieron Gustavo Martínez, Aníbal Ponti, “Carancho” Ramírez, “Rodo” Bustamante, Samuel Vargas, Juan Fernández, Juan Carlos Saife, Juan Manuel Pedrini, Rubén Esquivel, entre otros. Lanzamos después el Norte Grande cuyo conductor del espacio era Julio De Vido; Confluencia, cuyo conductor era Marcelo Fuentes. Después conformamos La Corriente, que conducía Néstor.



Las transformaciones políticas, económicas, de derechos humanos, de justicia social educación para todos, fue la lucha que dio Néstor cuando llegó al gobierno. Una nación en llamas, quebrada econonómicamente. Modificó y transformó el país y el pueblo argentino supo interpretar la política, discurso y acciones que llevó adelante, que los jóvenes en su gran mayoría tomaron como banderas; fue líder y caudillo y su política es llevada en latinoamérica como un ejemplo a imitar.



Así como Néstor y Cristina llevan un proyecto de país, “Coqui” es hoy el que lleva adelante un proyecto de provincia para todos los chaqueños. Es un caudillo neto, heredero de “Toto”, “Poroto” y de “Chacho” Bittel. Es un político con proyección nacional. Bittel fue el único chaqueño que llegó a una fórmula nacional como candidato a vicepresidente. Los chaqueños y sobre todos los peronistas y los partidos políticos que integran el frente Chaco Merece Más no podemos ser mezquinos y debemos acompañar a “Coqui” a que integre la fórmula con la compañera Cristina, porque tiene fuerza, coraje, sabe lo que hay que hacer y, por sobre todo, porque ha demostrado lealtad a este proyecto nacional.

Por Gladys Beatriz Soto (*)



(*) Asesora de Jefatura de Gabinete de Ministros



Exdiputada nacional por Chaco

Partido Justicialista