Viernes, 3 Junio, 2011 - 09:58

Producción monitorea la correcta destrucción de rastrojos de algodón

El Ministerio de Producción y Ambiente del Chaco, junto al SENASA, la Comisión Provincial de Lucha Contra el Picudo y la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal recuerdan que están en vigencia las fechas que establecen límites para destruir rastrojos y la aplicación de insecticidas para exterminar la plaga. Se está bajando ayuda a pequeños productores con gasoil, insecticida y herramientas para cumplir con esta práctica.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


El Ministerio de Producción y Ambiente del Chaco, junto al SENASA, la Comisión Provincial de Lucha Contra el Picudo y la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal, está realizando un monitoreo permanente de los campos del interior de la provincia donde se terminó la cosecha de algodón y todavía no se realizó la destrucción de rastrojos, exigiendo a los productores la necesidad de cumplir con esta tarea, que ayudará a combatir la presencia del picudo.



Están en vigencia las fechas que establecen límites para destruir rastrojos y la aplicación de insecticidas para exterminar la plaga. La cartera productiva está bajando ayuda a pequeños productores con gasoil, insecticida y herramientas para cumplir con esta práctica.



El titular de la Dirección de Apoyo Territorial y Agencias del Ministerio de Producción y Ambiente, ingeniero Pablo Baluk, señaló que “para el 15 de julio estaría cerrado todo el mapa de la provincia con respecto a la finalización de cosecha y destrucción de rastrojos de algodón, fundamentalmente por plagas como el picudo, la broca y la lagarta rosada. Lo ideal sería tener 90 días sin rastrojos en pie, para así estar ingresando sin inconvenientes a la próxima siembra”.



Baluk apuntó que “desde Producción estamos en forma continua solicitando que los lotes donde se terminó de cosechar se vayan destruyendo rastrojos. También desde la Comisión Provincial de Lucha contra el Picudo y desde la COPROSAVE se está insistiendo en forma permanente para ir avanzando con ese trabajo”.



ASISTENCIA CON GASOIL

El ingeniero Pablo Baluk comentó que “desde el Gobierno y junto al SENASA, estamos colaborando con pequeños productores para que realicen la destrucción de rastrojos cuanto antes, porque sabemos que es un sector débil en cuanto a las posibilidades de tener herramientas y combustible para llevar adelante esta práctica”.



“Estamos entregando el combustible necesario e insecticida para que estos pequeños productores puedan hacer la destrucción de rastrojos inmediatamente después de finalizada la cosecha de algodón, para lo cual hemos coordinado una serie de acciones junto a técnicos del SENASA”, remarcó el funcionario.



RECORRIDA POR EL INTERIOR

El director de Apoyo Territorial y Agencias del Ministerio de Producción destacó que “en forma permanente y constante estamos recorriendo todo el interior provincial. Ya visitamos las zonas norte y centro, organizando las comisiones en cada localidad, a cuyos integrantes les decimos que de acuerdo a la preocupación que ellos le vuelquen a esta cuestión, dependerá el futuro de la producción de algodón de esa localidad. Somos conscientes y así lo decimos, que si no hay preocupación en algún sector esto vendrá a generar muchos problemas hacia adelante”.



El ingeniero Baluk agregó que “esa afectación de la que estamos hablando, si es que no se hacen las cosas como se debe, no solamente perjudicará mañana a los productores, sino también a los habitantes de la zona urbana, porque en el interior muchas localidades tienen un movimiento económico determinado gracias a la actividad que genera el algodón”.



Indicó el funcionario que “en Quitilipi tuvimos una muy buena recepción, porque los productores están preocupados, se dan cuenta que es un problema grave lo que está ocurriendo con el picudo y están trabajando en serio. Por eso decimos que las Comisiones Zonales tienen que ser activas y participativas. Nosotros fuimos a participar de esta tarea a nuestros delegados, a Desarrollo Rural, a las Cooperativas, a los productores, no solo viendo el tema del gasoil, sino controlando en terreno que se destruyan rastrojos y se proceda a la aplicación del insecticida que elimine a la plaga”.



Baluk reconoció que “hay grandes productores que hace rato terminaron de cosechar y no destruyeron rastrojos. Este sector, que tiene recursos, debería ser ejemplo. Nosotros vamos a seguir con nuestra prédica, bajando las recomendaciones a todos por igual. Si el picudo persiste en los campos de algodón, el daño lo seguiremos sufriendo todos los chaqueños”.



CUIDADO CON EL CLIMA

El funcionario explicó que hubo años en que no se pudo destruir rastrojos por la falta de humedad o porque el piso estaba muy seco. “Ahora están dadas las condiciones del clima para hacer esta tarea. El productor tiene que saber que hoy tenemos humedad en el suelo y si a esto le agregamos un poco de temperatura, la planta de algodón que no fue destruida tras la cosecha vuelve a formar hojas, a largar flores, tiene un rebrote impresionante. Al no tener la carga de la bocha vuelve a crecer y se convierte en un alojamiento ideal para el picudo”.



Baluk agregó que “aquél productor que utiliza una tecnología más avanzada y no destruye rastrojos, tiene que aplicar herbicidas para la destrucción total de la planta. Si el productor no remueve suelos para hacer algodón, no hace destrucción de rastrojos, tiene que saber que hay herbicidas que se pueden utilizar para matar la planta. Por supuesto que esto necesita una atención especial”.



“Los productores que están haciendo siembra directa utilizan una gran cantidad de reguladores de crecimiento, usan defoliante y herbicidas para matar la planta, pero todas estas aplicaciones químicas tienen que ser controladas y realizadas en el momento justo, con mucha precisión, para obtener los resultados esperados”, apuntó Baluk.



LAS FECHAS DEL SENASA

El Ministerio de Producción y Ambiente recuerda a los productores que a través de la disposición Nº 74/2010 el SENASA fijó las fechas límite para la destrucción de rastrojos en las tres zonas geográficas del Chaco.

Para el área comprendida por las zonas norte y este, que abarca a los Departamentos 25 de Mayo, Presidencia de la Plaza, Tapenagá, General Donovan, Libertad, 1º de Mayo, San Fernando, Bermejo, Sargento Cabral, General San Martín, General Güemes y Almirante Brown, se fijó como último día para destruir rastrojos el 15 de junio de 2011.



En tanto, para la zona centro y sur, que integran los Departamentos Maipú, Independencia, Comandante Fernández, Quitilipi, O´Higgins, Mayor L. Fontana y San Lorenzo, la fecha límite establecida es el 30 de junio del corriente año.



Por último, la zona oeste, que abarca a los Departamentos General Belgrano, 9 de Julio, Chacabuco, 12 de Octubre, 2 de Abril y Fray Justo Santa María de Oro, se fijó como fecha tope para la destrucción de rastrojos el próximo 15 de julio de 2011. El Ministerio de Producción y Ambiente solicita a los productores el cumplimiento de esta reglamentación en vigencia y evitar sanciones.