Jueves, 2 Junio, 2011 - 07:26

Correo de nuestros lectores
Política internacional
Las cosas caen por su propio peso

Hechos trascendentales en la semana: Zelaya apoyado por Venezuela, Colombia y Cuba. Y la proclama del pueblo venezolano por las medidas que EEUU aplicó a Venezuela. No sabremos hasta un futuro no muy lejano si Zelaya podrá gobernar algún día su país. Pero podemos afirmar que en 23 meses las aguas apaciguaron y el ex mandatario puede expresarlo y agradecer a los países de Venezuela, Colombia y Cuba. Destacó además que en su país derogaron los decretos del 72 y el pueblo cubano tiene que adoptar esa medida.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Ahora en Venezuela las aguas cruzan mas turbias. El ministro afirmó que en ningún momento adoptaron políticas que dañaran a los EEUU, pero sin embargo hoy, por las medidas impuestas del Imperio, tienen que estudiar las estrategias. Los estadistas y entendidos observan la situación con términos despectivos: nebulosos.



En la semana también conmemoramos la Batalla del Uvero y quien mejor que Ernesto Che Guevara lo definiera en su libro “Pasajes de la Guerra revolucionaria en Cuba”:…la victoria que marcó la mayoría de edad de nuestra guerrilla”.



Por último Fidel y Raúl asistieron a la Catedral a un acto católico y los hermanos conmemoraron el apoyo a la Iglesia. En poco tiempo La Virgen de la Caridad pondrá a los cubanos en prueba de fuego con una peregrinación que según el párroco de la parroquia San Juan de Letrán, Adriano Fuentes Fernández Fray de la O. P.( Históricamente situado en la Habana Vieja, hoy en calle 19 entre L Y J) será una peregrinación única en años.



Sin antes reflexionar sobre la primera nota quisiera pedirles en breve a los lectores, que si no están de acuerdo con la temática o no les gusta directamente no “opinen” (agravien). Pido disculpas si en cierto momento agravié a los lectores pero me fue irresistible ya que tenía mucha impotencia por las malas ondas expuestas en los comentarios de los primeros “lectores”. Gracias. ¡Hasta la próxima!



(*) Desde La Habana, Cuba