Miércoles, 1 Junio, 2011 - 19:17

La Legislatura homenajeó a los integrantes de la Comisión de DDHH que en 1984 investigó la represión ilegal

Se trata de la conformación de la primera Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados del Chaco, que fuera responsable del Informe Final sobre las violaciones a los derechos humanos en la provincia durante la última dictadura. Los ex diputados distinguidos fueron el entonces presidente Germán Bittel, y sus integrantes Juan Manuel Rey, Susana Ayala, Miguel Ángel Galissier y los ya fallecidos Ovidio Filipa, Carlos Tenev y Alvaro Eduardo Palavecino.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Con gran convocatoria, la sesión especial presidida por su titular Juan José Bergia y el Vicepresidente 1º Oscar Raffín y la presencia de los diputados, tuvo un marco emotivo cuando fueron distinguidos con medallas, certificados y carpetas protocolares con la Resolución Nº 399/11 quien ocupara la presidencia de la Comisión de derechos Humanos Germán Bittel, sus integrantes Juan Manuel Rey, Susana Ayala, Miguel Ángel Galissier y los ya fallecidos Ovidio Filipa, Carlos Tenev y Alvaro Eduardo Palavecino – distinción que recibió su hija Norma Aída Palavecino - que trabajaron entre los años 1984 y 1985 junto al Secretario de la Comisión José María Romero y los auxiliares Mónica Ventre, Darío Gamarra, Carlos Reynoso, José Wenstein y Pedro Lezcano, saludados con fuertes aplausos y muestras de afecto por legisladores, compañeros de trabajo, familiares y amigos.



La primera integración de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados del Chaco conformada en el año 1984 fue homenajeada hoy en el Recinto de Sesiones “Deolindo Felipe Bittel” por su labor en la redacción del Informe Final publicado en el año 1985 que plasmó la investigación llevada adelante y que dieron cuenta de las numerosas violaciones producidas a los derechos humanos en el tiempo de la última dictadura militar.



A partir de la reciente condena a los responsables de los crímenes cometidos en la conocida “Masacre de Margarita Belén” es que los actuales integrantes de esta Comisión decidieron proponer la realización de este reconocimiento a quienes se desempeñaron en ese tiempo a los ex legisladores, al secretario y a los auxiliares que tuvieron la responsabilidad de plasmar las denuncias formuladas por los ciudadanos donde se evidenció el macabro accionar de las fuerzas armadas y de seguridad en esos años.



El primer presidente de la Comisión de Derechos Humanos y ex legislador Germán Bittel calificó el reconocimiento como “una grata sorpresa el haber sido convocado para este homenaje”, a la vez que remarcó “no hicimos este trabajo esperando reconocimientos, sino siguiendo los valores e ideales en momentos muy difíciles en tiempos en que la Legislatura comenzaba a funcionar luego de la dictadura, donde no teníamos ni espacio físico ni materiales y trabajamos en lo que fue el anexo legislativo que funcionaba en el ex Hotel Savoy”.



Bittel remarcó que “el costo político para los legisladores fue alto y la Legislatura ante la inactividad de otros poderes del Estado recibió las denuncias hechas por familias de víctimas del terrorismo de Estado y allí se vio la necesidad de crear una comisión política que investigara lo que no hizo el Poder Judicial y hubo que esperar que nos facultaran el poder llevar adelante esta investigación”.



El ex diputado destacó el acompañamiento de los partidos Justicialista y la Unión Civica Radical “los que evaluaron en ese momento la necesidad de llegar a la verdad y la justicia y aprobaron unánimemente el trabajo de la Comisión”.



Además, valoró el trabajo de los trabajadores legislativos que asistían a los diputados “como legisladores teníamos responsabilidades políticas, pero los empleados no y ellos siguieron a pie firme trabajando a la par nuestra, a pesar de las amenazas y por ello debemos reconocer el trabajo que ellos hicieron, porque no tenían mas obligación que su compromiso militante y sus convicciones personales”.



Reiterando el agradecimiento a los que en ese entonces eran sus pares, manifestó “fue muy importante el acompañamiento de los diputados que integraron la Comisión, no era fácil en el 83 trabajar en este tema, aun no se sabía si no tendríamos un nuevo quiebre institucional, hubo mucho coraje y compromiso político en la aprobación unánime del Informe. Nadie le saco el cuerpo a la responsabilidad política estoy muy agradecido y vaya mi más calido homenaje a todos ellos”.



Finalmente, rescató “el trabajo en camaradería, el valor institucional que ha tenido la Comisión y el Informe que produjo que enaltece y prestigia a la Legislatura mas allá de los que cumplimos esta tarea”.



El titular del parlamento chaqueño Juan José Bergia recordó que “fue bajo la presidencia de don Raúl Bittel, que se modifica el articulo 52 del reglamento interno de la cámara de diputados y se crea la comisión permanente de derechos humanos, estableciendo su competencia de investigar y dictaminar sobre presuntas violaciones a plena vigencia de las garantías y leyes individuales, establecidas por la constitución Nacional y provincial y leyes vigentes y fue también tarea de esta comisión redactar, despachar y el cuerpo sancionar la ley 2.971 que le fija a la comisión creada sus atribuciones”.



“Entre los años 1984 y 1985 la Comisión efectuó una larga investigación donde, a través de los relatos de victimas, testigos ocasionales y documentales se develo gran parte de la maquinaria del terror que sobrevoló la provincia durante la ultima dictadura militar”.



Más adelante, Bergia destacó la importancia del Informe Final “fue uno de los documentos base mas importantes para el juzgamiento de la ultima junta militar y esta probado por los jueces que condenaron a Videla, Agosti y Massera a cadena perpetua y la propia comisión, en su informe final, le dedico un capitulo especial a una de las matanzas mas terribles y paradigmáticas de los años de plomo: “La masacre de Margarita Belén”, que fue uno de los hechos represivos mas impactantes por sus derivaciones”.



“Esta excelente recopilación – indicó - realizada por la comisión (conocida como informe 85) quedo cajoneada, fundamentalmente por la vigencia de las leyes de obediencia debida y punto final. Después de la derogación y posterior anulación de estas leyes se da inicio a las investigaciones de lo que fueron las causas Caballero por un lado y Margarita Belén por otro, pero vinculadas estrechamente entre si, también de este informe surge la denuncia por el asesinato del joven Miguel Romaniuck de la localidad e San Bernardo, hoy tramite judicial”.

“En esa convicción y en la constante y necesaria búsqueda de verdad y justicia, es que esta Cámara de Diputados aprobó la resolución Nº 2212, por la cual se integra un equipo de trabajo de investigación que continuara con las investigaciones complementarias en cada una de las causas de terrorismo de estado sufrido en la provincia del Chaco y mediante este trabajo y en conjunto con otros organismos, se pretende realizar un informe multidisciplinario en el cual quede documentado toda la historia política reciente de nuestra provincia”.



“Falta aún ubicar los restos de aquellos que soñaron y pensaron un país distinto y los niños apropiados, porque es necesario cerrar definitivamente esta herida abierta de todo un país y, en estos casos, de los Chaqueños, para que las nuevas generaciones puedan transitar en paz y proyectar en democracia el país que se merecen, y lograr así el nunca mas con la verdad y la necesaria justicia”.



“Nos sentimos orgullosos de que hayan sido miembros de esta casa y del profesionalismo con que han llevado a cabo su labor en circunstancias de mucha exigencia y estamos orgullosos de que el Chaco sea reconocido como pionero en un tema tan caro en nuestros sentimientos, como los son los derechos humanos y celebro hoy que los derechos humanos sean una política de estado, tanto del gobierno provincial como del nacional”.