Miércoles, 1 Junio, 2011 - 15:24

El CONES difundió trabajo premiado sobre Microcréditos y su importancia en la sociedad

Este miércoles se llevó a cabo en el Consejo Económico y Social de la provincia del Chaco (CONES) la difusión del trabajo de Mónica Torres, estudiante de la carrera de Contador Público de la UNNE quien ganó el premio de la entidad por su investigación sobre “Microcréditos. Aportes para mejorar su implementación”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Estuvieron presentes el secretario general del CONES, Francisco Lobera, el presidente de la Federación Económica del Chaco (FECHACO) Roberto Lugo, el subsecretario de Desarrollo y Economía Social de la Provincia, Sergio Soto y diferentes representantes de asociaciones.



La estudiante de la carrera de Contador Público de la UNNE Mónica Raquel Torres, fue la ganadora del premio CONES y acreedora de una pasantía rentada por seis meses en la institución por su trabajo sobre “Los Microcréditos en el país, el método experencial como metodología de capacitación”.



La presentación estuvo presidida por el presidente de la UICH y secretario general del CONES Francisco Lobera, quien explicó el valor de la difusión del trabajo y detalló que “es necesario poner en conocimiento a la sociedad sobre la importancia de los microcréditos”. Lobera indicó que “es una buena experiencia integrar a los alumnos en el estudio de estas herramientas y poder analizar cuál es el aporte que se hace desde la institución para motivar estos beneficios”.



Por su pare, la joven Torres explicó los alcances y la importancia que tienen los microcréditos en la sociedad actual ya que representan una fuente de trabajo en las sociedades de bajo recursos. “En el año 2010, hubo un crecimiento importante de los beneficios dado que las familias pueden acceder por la baja tasa de interés que tienen a la hora de adquirirlos”.



Destacó el rol fundamental del Estado como “dinamizador e impulsor de las economías regionales a través de los microcréditos”. Asimismo señaló que “las organizaciones sociales que adquieren el beneficio tienen mayor legitimidad cuando interactúan con el Estado quien además debe incentivar a las personas y monitorear el Microcrédito. Estos recursos deben ir dirigidos a personas de bajo recursos y no al consumo y de esta forma recuperar los valores de la sociedad.”



Entre las conclusiones del trabajo, Torres señaló que uno de los problemas que tienen los microcréditos es el financiamiento discontinuo, “deficiente control y acompañamiento de los emprendedores” y la necesidad de mayor articulación entre las organizaciones de la sociedad con el Estado.



Por otra parte, el subsecretario de Desarrollo y Economía Social, Sergio Soto, destacó “la potenciabilidad que tienen estas herramientas como detonador ascendente que permite luchar contra la pobreza y recuperar los valores perdidos en nuestra provincia”.

“Años atrás existían analistas que sostenían que el microcrédito no permitiría combatir el flagelo de la pobreza y generar trabajo genuino y en la actualidad estamos demostrando que con la presencia del Estado este beneficio dio resultado”, puntualizó.