Miércoles, 1 Junio, 2011 - 12:14

El dirigente de la UCR remarcó que el gasto es "escandaloso"
Según Hugo Domínguez, Gustavo Martínez está "haciendo estragos" en SAMEEP

El presidente del Comité Capital de la UCR y candidato a diputado provincial, Hugo Domínguez, subrayó que la mala administración de Gustavo Martínez al frente de la empresa SAMEEP hace temer a los ciudadanos de su desempeño como intendente. Consideró su gestión como “la peor de la historia” y que “el déficit mensual es varias veces millonario”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


El presidente del Comité Capital de la UCR, Hugo Domínguez, consideró hoy que la gestión de Gustavo Martínez al frente de la empresa estatal proveedora de agua del Chaco, Sameep, “es la peor de la historia”.



Dijo que es una gestión que incrementó de manera “escandalosa” el gasto operativo de la empresa cuyo déficit mensual es varias veces millonario, que subió “más del 100%” la tarifa y que “incorporó más de 3.000 empleados en menos de tres años, siendo que en 2007 la planta era de menos de 700”.



También adelantó que los ciudadanos de Resistencia “ya rechazan esta manera de administrar los recursos del Estado por temor a que suceda lo mismo en la Municipalidad”. El representante de la UCR remarcó que el gasto operativo de Sameep es “escandaloso”.



Dijo que la cantidad de personal que depende de la empresa que preside Martínez se habría incrementado en más de 3.000 personas, ya que en 2007 la planta, según declararon los propios gremialistas en medios gráficos locales (José Niveiro de Asesch - Diario Norte, 15 de mayo de 2007) sólo llegaban 658 agentes, los que se habrían incrementado en 1.900 de manera directa en la empresa y más de 1.000 a través de jornalizados que provienen de otros organismos del Estado.



DÉFICIT VARIAS VECES MILLONARIO

El ingeniero Domínguez señaló que a esta situación, para la cual se incrementó la tarifa en más del 100%, hay que agregar el déficit mensual de la empresa, que sería varias veces millonario, en el cual “se incluirían las deudas contraídas, para realizar obras que no se iniciaron o no se concluyeron, cuya deuda superaría los $ 250 millones, según publicaciones en medios locales”. (Diario Norte, 29 de mayo 2011).



“Está claro que esta manera de hacer gestión tiene la condena de los ciudadanos de Resistencia, porque tienen miedo que suceda lo mismo en la Municipalidad, donde podría repetir el incremento de los impuestos en más de 100% para financiar el gasto operativo desmedido al que está acostumbrado Martínez”, concluyó el ingeniero.