Miércoles, 1 Junio, 2011 - 08:54

El Gobierno avanza en la detección de tierras fiscales para activar la ganadería y la agricultura

El proyecto tiene como objetivo la localización de tierras fiscales en la provincia para el cultivo, la ganadería y la agricultura. Esta iniciativa se esta analizando a través de un trabajo en conjunto entre la Administración Provincial del Agua (APA), de la Producción, Fiduciaria del Norte y las Subsecretarías de Medio Ambiente, de Agricultura y de Ganadería.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En el salón principal de la Administración Provincial del Agua (APA) se llevó a cabo una reunión en la que participaron la presidenta del organismo, Cristina Magnano y representantes del Ministerio de la Producción, Fiduciaria del Norte y las Subsecretarías de Medio Ambiente, de Agricultura y de Ganadería. El objetivo es trabajar en conjunto para definir un proyecto para el aprovechamiento de las tierras fiscales de la provincia para el cultivo, la ganadería y la agricultura. Magnano recordó los alcances del proyecto “Palo Marcado”.



El gobierno provincial tomó la decisión de aprovechar un radio que abarca casi 400.000 hectáreas de tierras fiscales ubicadas en los Departamentos General Güemes y Almirante Brown en la zona del Impenetrable con el fin de llevar adelante producciones forestales, agrícolas y ganaderos.



La función de la APA es determinar las necesidades hídricas de la zona, la presencia de aguas subterráneas, estudio de suelos y precipitaciones, como así también la disponibilidad y las demandas de agua.



En este sentido, la titular de la APA, Cristina Magnano destacó la importancia del proyecto de “Palo Marcado”, el cual surgió de un trabajo conjunto con la COREBE. Este ya fue presentado en la Subsecretaría de Recursos Hídricos quien sería el ente encargado de su financiamiento.



El objetivo de dicho proyecto “Palo Marcado” es solucionar el suministro de agua potable para la localidad de Castelli y provisionar de agua para el uso productivo agrícola y ganadero. Así también, está destinado a aprovechar el río bermejito, la reactivación del riacho Salado, la cuenca alta del riacho Guaycurú y del Nogueira.



Para llevar esto adelante, el proyecto contempla obras extras o complementarias para poder ordenar el manejo de los excedentes entre los ríos bermejo y Bermejito, obras de captación, sedimentaron y decantación, obras de conducción y descarga.



PROYECTO PARA EL APROVECHAMIENTO DE TIERRAS FISCALES

En cuanto a la ubicación de los lotes a afectar, incluye: la Circunscripción II Y III del Depto. Alte. Brown y Circunscripción IV del Depto. Gral. Güemes. Otra zona de estudio de 62.000 hectáreas será incorporada en la Circunscripción II del Depto. Gral. Güemes, al oeste de la Estancia La Fidelidad.



Las metas productivas del proyecto, abarcan: programa forestal, 240.000 hectáreas; programa ganadero, 90.000 hectáreas, y el programa agrícola, 60.000 hectáreas.



En lo que respecta a la disponibilidad de agua hay que destacar que el factor térmico configura un perfil hídrico en situación de déficit permanente. Ello sumado a la característica general de los suelos, infieren una agricultura sostenible sólo con la concurrencia del desarrollo de un sistema de regadío. El sistema ganadero requiere también de una cantidad y calidad determinada para el consumo del plantel.



Los territorios a afectar se encuentran en la Cuenca del Impenetrable, compuesto por un sistema de escurrimiento colector de los excedentes hídricos del río Bermejito (mayor frecuencia en Comandancia Frías) y Bermejo-Bermejito.



La primera área, Cuenca del Bermejo-Bermejito, tiene la ventaja de que linda con estos ríos y por lo tanto hay fácil disponibilidad de agua; y la desventaja es que posee cobertura de bosques, por lo cual existe un retraso en la puesta en funciones del proyecto agrícola.



La segunda área, Cuenca del Impenetrable, entre sus ventajas cuenta con 10.000 o más hectáreas libres de bosques para proyectos agrícolas en secano y regadío; y entre las desventajas, la incertidumbre en el abastecimiento de agua en calidad y cantidad.



La elección de las fuentes de agua será a través de la cosecha pluvial, la extracción subterránea más tratamiento (ósmosis), cañerías o trasvase, entre otras.



Por último, cabe mencionar que la concurrencia de los especialistas en temas hídricos es necesaria para balancear el costo-beneficio de las posibles adopciones tecnológicas, entre las cuales se encuentran los procesos de filtrado en plantas de potabilización por ósmosis inversa, la cosecha de agua pluvial y su almacenamiento para poder efectuar una mezcla de agua con los niveles admisibles de sales a los procesos productivos.