Martes, 31 Mayo, 2011 - 13:35

"Hasta ahora no había dicho que quería volver: ahora estoy seguro", dijo Peche

Este lunes las expectativas estaban cifradas en un posible acuerdo entre el actual intendente de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini, y el titular del interbloque legislativo aliancista, Carim Peche, para avanzar en un proyecto consensuado de cara a las elecciones generales y evitar la sangría de las internas del 12 de junio. El acuerdo no se dio. En contacto con DiarioChaco.com el caudillo radical aseguró que cumplirá con la demanda de los sectores que lo instan a tomar el timón de Sáenz Peña. 

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
“El tema del consenso siempre estuvo de parte nuestra, hasta el último momento hablé de diálogo”, aseguró Peche, “un convencido de que en una interna, como en una guerra, siempre quedan heridos”. Dijo que la espera se extendió hasta última hora del lunes. “Tuvimos varias reuniones, fui a la casa de él; lo primero que le dije es que debíamos convocar a la gente que había sido herida, dañada por estos procesos”.



Según Peche, si bien le sugirió a Cipolini rever cuestiones vinculadas a la forma de la gestión, en tres años y medio nunca se inmiscuyó en las decisiones del municipio: “Jamás le sugerí un funcionario, pero siempre le dije lo que pensaba”.



CONVIVENCIA


Una de las dificultades que hubiera tenido que afrontar el acuerdo entre ambos candidatos era el escenario post ruptura en el seno del bloque legislativo municipal, con los ediles Pereyra y Gómez, de la entraña del intendente, por un lado, y sus correligionarios pechistas por el otro.



Peche asegura que en la negociación por el primer lugar en la lista, para evitar que su propuesta fuera interpretada como una imposición, ofreció “no uno sino cinco o seis nombres de posibles candidatos”. Cipolini se negó. “La idea era que para cerrar todo y evitar futuros conflictos teníamos que llevar concejales nuevos”.



“Eso fue la noche del sábado que estuvo Ricardo Alfonsín; la respuesta fue la puesta en escena, la presentación de su lista el lunes siguiente”.



Ulteriormente surgió otra barrera: la declaración del secretario general del sindicato de empleados municipales de esa localidad, Néstor Jara, asegurando que apoyaría a Cipolini en Sáenz Peña y a Capitanich en la provincia, pese a haber logrado incluir en la lista del intendente una candidata. “Jamás puedo aceptar que un integrante de una lista que me representa diga que va a cortar boletas a favor del amigo Capitanich”.



INCOMUNICADOS

Peche sostiene que después de la súbita decisión del jefe comunal de suspender sin previo aviso las negociaciones y apurarse a presentar una lista propia, lo menos que merecía era una explicación. “Desde el lunes no tuvimos conversación, correspondería que me llame”, lamentó.



Lo cierto es que al parecer de Peche sus expectativas sobre Sáenz Peña son incompatibles con las de Cipolini: “Él quería ser el Intendente del Centenario; nuestro proyecto habla de Ricardo Alfonsín gobernando la Nación, de Roy Nikisch haciendo lo propio en la provincia y de Sáenz Peña como un municipio de puertas abiertas preparado para crecer”.



AHORA ESTOY SEGURO


“Dije que hace tiempo que hablo con actores políticos y sociales, con mucha gente que me pide que vuelva a ser candidato a intendente, así que tomé la decisión para seguir trabajando por la ciudad, hacerla crecer”, reconoció.



Peche se ve “más útil” trabajando desde la intendencia que en su rol legislativo, del que reconoce que le ha permitido motorizar gran cantidad de iniciativas para los chaqueños pero que “está muy bien representada por correligionarios y colegas de los bloques aliados”.



“El partido y la Alianza están primero, después las aspiraciones legítimas de los hombres; primero los principios, la doctrina y al final las aspiraciones. Quiero conversar con la gente que me pide que me presente como candidato. Hasta ahora no había dicho que quería volver: ahora estoy convencido”, concluyó.