Martes, 31 Mayo, 2011 - 09:40

Buscan promocionar viviendas construidas con maderas regionales

Se realizó en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE una reunión entre investigadores del ITDAHu (Instituto de Investigaciones Tecnológicas para el Diseño Ambiental del Hábitat Humano) y el senador Eugenio Artaza junto a asesores técnicos del Senado de la Nación con el objeto de buscar alternativas para difundir las viviendas de madera como alternativa de construcción.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




El proyecto que despertó el interés del representante nacional se refiere al proyecto “Reingeniería de un sistema constructivo de viviendas en madera con criterios de sustentabilidad, adecuado a las condicionantes socioculturales y ambientales de la provincia de Corrientes”, desarrollado en el marco de la convocatoria para Proyectos Federales de Innovación Productiva (PFIP 2008), del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación.



El encuentro fue conducido por el director del ITDAHu, arquitecto Daniel Vedoya, acompañado por un equipo de profesionales investigadores, arquitectos Emma Prat (subdirectora del ITDAHu), Rosanna G. Morán, Vanina Boccolini, Nicolás D. Kozak Grassini y el arquitecto Guillermo Jacobo.



Estuvieron presentes, el Decano de la FAU, arquitecto magíster Julio Putallaz, junto a los secretarios de la FAU, arquitectos Mario Merino, Secretario Académico; Claudia Pilar, Secretaria de Desarrollo; y Marcela Bernardi, Secretaria de Extensión y Transferencia.



Por su parte, el Senador Artaza concurrió acompañado de su equipo de asesores técnicos, ingeniero Juan Seliman, contador Daniel Pandolfi, Enrique Esperanza y Enrique Carelli.



Sobre la base de un prototipo experimental de vivienda canadiense construido en la localidad de Gobernador Virasoro (Provincia de Corrientes), el proyecto tiene por objetivo adecuar la tecnología empleada en el prototipo diseñado en Canadá, a las condiciones socioculturales y medioambientales de la zona. La utilización de maderas regionales y la implementación de sistemas constructivos poco habituales en nuestro país no lo es todo: las casas originales, pensadas para climas fríos, con techos diseñados para soportar grandes cargas, producto de la nieve, deben ser adaptadas a nuestras condiciones subtropicales.



Es entonces donde comienza a destacarse el aporte de los arquitectos locales en la temática.



Uno de los propósitos del encuentro fue evaluar estrategias para la promoción de un uso potencial de las maderas regionales aplicadas en la construcción de viviendas de interés social como alternativa a la construcción tradicional, respetando las condiciones medioambientales y socioculturales de la región NEA.



A su tiempo, cada uno de los investigadores participantes en el proyecto intervino exponiendo los diferentes aspectos sobre los que se está trabajando.



La arquitecta Prat se refirió al estudio previo realizado sobre el prototipo construido en Virasoro, poniendo énfasis en las características constructivas a mejorar, destacando la necesidad de desarrollar acciones tendientes a la formación y capacitación de recursos humanos aptos para encarar tareas de este tipo.



La arquitecta Boccolini explicó los avances logrados en la búsqueda de antecedentes en materia de códigos y reglamentos constructivos que contemplen construcciones en madera, cuyos resultados dejaron en evidencia las falencias que en este sentido se manifiestan en todo el territorio nacional, principalmente en la región.



Por su parte, el arquitecto Kozak Grassini expuso sobre la construcción de un modelo digital del prototipo de Virasoro con el objeto de ser sometido a simulaciones digitalizadas que permitan determinar comportamientos higrotérmicos y medioambientales. Se explicó que este modo de estudio simulado permite realizar una aproximación inicial a estas condicionantes.



Una de las acciones considerada prioritaria fue la de generar normativas nacionales de promoción de construcciones con tecnologías alternativas, y también leyes que dispongan fondos especiales o partidas presupuestarias para la construcción de casas de madera y la posibilidad de asignar un porcentaje de los fondos nacionales para viviendas con estas características.



Se consideró la necesidad e importancia de crear conciencia en el sector privado para motivarlos a la inversión de capitales para la construcción de casas de madera como opción óptima.



Los investigadores coincidieron en que la aplicación de las maderas regionales en la construcción de viviendas constituye una alternativa válida para contrarrestar el déficit habitacional existente en el país, manifiestamente acentuado en nuestra región. En ese sentido, expusieron las ventajas que ofrece en cuanto al ahorro energético correspondiente a la etapa de procesamiento previo, el bajo costo residual que implica una economía considerable para el usuario, y principalmente las ventajas propias de un sistema ecológicamente sustentable.



El Director del Proyecto, Arquitecto Vedoya, agradeció el interés puesto de manifiesto por el Senador y sus asesores en atender la propuesta y valorar el conocimiento que se desarrolla en la universidad para generar mecanismos de transferencia a la sociedad, como es el caso de este proyecto que atiende una de las líneas de investigación prioritarias de la Nación.



Recordó que la materialización del prototipo canadiense en escala real en Corrientes permitió verificar que la tecnología utilizada de construcción en seco con madera posee muchos aspectos positivos como ser la rapidez de montaje, el confort climático, el bajo consumo energético, aprovechamiento de luz solar, la utilización de un recurso abundante y ecológico como es la madera de bosques implantados, y la elaboración de productos derivados de la madera entre otras ventajas.



Destacó que los profesionales investigadores que forman parte del proyecto en la Facultad, continúan trabajando para diseñar prototipos de viviendas de madera optimizados, y se encuentran abocados a la formación y capacitación de la mano de obra (obreros y carpinteros) necesaria para ocuparse de estas tareas, y la motivación a los profesionales del medio para que se vinculen al emplazamiento de emprendimientos dedicados a la construcción de casas de madera.



El Senador Eugenio Artaza y los profesionales de su equipo asesor, destacaron que la propuesta es viable mediante la utilización de la madera de la forestación regional, aportando valor agregado y generación de mano de obra genuina, comprometiéndose a estudiar las legislaciones vigentes sobre casas de madera a nivel nacional, con el objeto de elaborar proyectos tendientes a promocionar las construcciones con materiales innovadores y establecer propuestas concretas para que las casas de madera sean una realidad en la región.