Lunes, 30 Mayo, 2011 - 09:14

Por la sequía del río Pilcomayo
Alertan sobre posible desastre ambiental en el Gran Chaco

La Fundación para la Gestión e Investigación Regional (FUNGIR) un informe a través del cual alertan que un centenar de comunidades del Gran Chaco Americano se verían gravemente afectadas por la sequía del río Pilcomayo, cuyo ingreso a la Argentina este año se cortó dos meses antes que en el 2010 y podría derivar en un "desastre ambiental".

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




La entidad señaló que desde el 8 de mayo pasado, del canal que originalmente discurre por Bolivia, Argentina y Paraguay sólo pasa agua hacia territorio paraguayo y el panorama resulta "muy preocupante" para Argentina y Bolivia. Más de 100 comunidades del Gran Chaco Americano se verán afectadas por la interrupción del paso de los peces migratorios y por un largo período de sequía que impactará en todos los sistemas, naturales y humanos, según se advirtió.



Algunos sectores, como el caso de de Villamontes (Bolivia), vieron disminuir el afluente de 2.500 a 90 metros cúbicos. En ese sentido, desde la Fundación para la Gestión e Investigación Regional (FUNGIR), Luis María de la Cruz, Coordinador General de una de las organizaciones encargadas del monitoreo ambiental del río Pilcomayo sostuvo que "si la situación se mantiene, en los próximos meses muchas más zonas tendrán caudales extremadamente bajos o nulos".



Probablemente, lo más grave será la pérdida del recurso pesquero para todas las poblaciones de Salta, Formosa y de Bolivia que viven de él, tanto en su carácter comercial como de subsistencia.



"El Pilcomayo, el río más inestable de la Argentina, sufrió durante los últimos años grandes pérdidas de peces y yacarés en pantanos y ciénagas que terminaron secándose antes de la creciente. A ello se suma también la mortandad de ganado y las grandes dificultades de acceso al agua y a recursos alimenticios por parte de las poblaciones locales", continuó de la Cruz.



Según sostuvo Pablo Frere, secretario general de REDES Chaco, "el modelo desarrollado hasta ahora aumenta la vulnerabilidad del sistema ambiental (sociedad-naturaleza) y da pie a situaciones de riesgo difíciles de controlar o mitigar".



El municipio de Villamontes (Bolivia) recibirá el próximo viernes 3 de junio a autoridades gubernamentales, dirigentes de comunidades indígenas, ONGs y comerciantes para profundizar en las distintas dimensiones de la problemática y proponer soluciones para la situación crítica del Pilcomayo.



"Es necesario generar estos espacios participativos para arribar a una solución que involucre los intereses de todos los sectores que se vean afectados y estén preocupados por el tema. Las soluciones deben contemplar un enfoque integral, que asegure la conservación de los procesos ecológicos que mantienen la producción pesquera y promuevan, además, el manejo sustentable de la cuenca", sugirió Andrés Abecasis, gestor de la Estrategia para el Gran Chaco Americano de la Fundación AVINA. "Esperamos esbozar propuestas que alimenten las deliberaciones de las Cancillerías de los tres países", finalizó Abecasis.



El vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde, informó a la prensa de su país que el Gobierno boliviano realizó gestiones ante su homólogo argentino a través de su embajador en La Paz para encontrar una solución al bloqueo que protagonizó el pueblo weenhayek en demanda de una solución a la contaminación del río Pilcomayo.



La prensa boliviana señala que de acuerdo con la comunicación que hicieron llegar el gobernador de la provincia de Formosa, Argentina, Gildo Insfrán, y otras autoridades que tienen que ver con la Cumbre de Bermejo y Jujuy, este viernes se iniciaron los trabajos de retroexcavación y el dragado en las aguas del río Pilcomayo para retirar el sedimento contaminante y para que así los weenhayek levanten el bloqueo.



“Tenemos una comunicación del doctor Jorge Ibáñez, ministro de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos de la provincia de Formosa, donde nos informa que las anfiexcavadoras iniciaron sus trabajos de remoción de sedimento el viernes 27 de mayo. Con esto creemos como Cancillería que hemos cumplido”, informó.
Fuente: 
La mañana online