Domingo, 29 Mayo, 2011 - 18:49

Rematarán en Villa Angela 800 vaquillas preñadas

El próximo sábado 11 de junio, en la Sociedad Rural de Villa Ángela, se realizará el gran remate de vaquillas preñadas del Programa Ganadero Chaco, que impulsa el Gobierno del Chaco a través del Ministerio de Producción y Ambiente. Hay planes de pago especiales a corto, mediano y largo plazo, con importantes beneficios para los productores adquirentes.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La organización del remate a desarrollarse en Villa Ángela está a cargo de la consignataria de hacienda Tradición Ganadera. En la oportunidad, saldrán a remate 800 vaquillas con garantía de preñez, inseminadas a través del servicio de inseminación a plazo fijo, lo cual garantiza la mejora genética del rodeo.



Los productores podrán adquirirlas a través del sistema de pago que ofrece el Plan Ganadero Chaco, con varios beneficios. Si la compra es de contado, habrá un 5% de descuento. A corto plazo, con cheque a 30 días y saldo a 60, 90 y 120 días, sin intereses. En tanto que, a largo plazo, con cheque del IVA a 30 días, y saldo a 150 y 180 días, con una tasa de financiación del 12% nominal anual. También los productores podrán optar por la financiación que ofrece el Nuevo Banco del Chaco, con una línea especial para esta operatoria.



CARÁCTERÍSTICAS DEL PLAN GANADERO



El “Plan Ganadero Chaco”, diseñado y elaborado por técnicos y especialistas del Ministerio de Producción y Ambiente, permite a los pequeños y medianos productores tener acceso a un paquete sanitario, nutricional y tecnológico que posibilita a los mismos dar un salto cualitativo y cuantitativo en su producción y rentabilidad.



Participan del “Plan Ganadero Chaco” el Ministerio de Producción y Ambiente, como ente organizador y autoridad de aplicación, mientras que son fiduciantes productores, inversores y la cartera productiva chaqueña. Fiduciaria del Norte S.A. hace las veces de órgano fiduciario.



Este año se prevé la retención de 40 mil hembras, acción que permitirá mantener en territorio chaqueño los animales que antes salían de la provincia hacia otras jurisdicciones para engorde, recría y faena, generando un circuito de beneficios económicos para los productores locales, que a partir de esta iniciativa pasan a cumplir roles que antes no afrontaban.



La meta para el año 2015 se fijó en cinco millones de cabezas bovinas en la provincia, asumiendo de este modo los procesos que antes se ejecutaban en otras provincias.



En Argentina no existen precedentes de una metodología de política ganadera de retención de vientres y mejora genética como la puesta en marcha en el Chaco a través de la implementación de tecnología y un paquete tecnológico sanitario y nutricional al alcance de todos los productores.