Jueves, 26 Mayo, 2011 - 21:46

Correo de nuestros lectores
La plaza estaba llena de militantes partidarios

Vuelvo a escribir a este diario, que miro todos los días para informarme sobre lo que sucede en mi ciudad y mi provincia, para expresar algunos de mis sentimientos sobre el acto del 25 de mayo.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los que leyeron días atrás mi carta "para una fiesta querés poner linda tu casa", sabrán que mi predisposición para todos los festejos era la mejor.



Como a las once de la mañana, concurrí con mi esposa y mis dos hijas a la plaza, con la idea de ubicarme lo más cerca posible del escenario principal, cosa que no pude hacer, porque la plaza estaba llena de militantes partidarios, con sus enormes carteles y banderas, y entonando consignas contra los "oligarcas" y demás enemigos que sinceramente no se en que parte de la plaza se encontrarían. Como yo no formaba parte ni de "La Campora" y tampoco de la "JP" ni a ninguno de los partidos que como muchas veces parecían disputarse los mejores lugares, decidí que para mi, el acto había terminado sin comenzar, y me retiré.



Cuanto bien hice! me dije, cuando al escuchar a nuestra presidenta, entré en razón que solo nos juntabamos para celebrar el 25 de mayo de 2003, como si el único hombre que hubiera "entregado su vida" por la patria fuera "El" y ese 25 de mayo fuera más importante que aquel o quizá mucho mas importante que todos los 25 de mayo que vendrán.



Quiero decirle al Sr. Gobernador que me pareció muy bien que haya demostrado al país que en ésta provincia se puede preparar un muy lindo acto, que me parece excelente que hayan hecho todos los arreglos en la ciudad, que me gustó mucho el desfile (que vi por TV), que me parece que sería muy bueno que tuviera un segundo mandato en la provincia ya que apruebo en gran parte su gestión, que también creo que la Presidenta debería presentarse a elecciones para que enfrente los desafíos que su mismo gobierno dejó pendientes (tal vez la vote). Pero ayer ellos (el Gobernador, la presidenta y sus grupos) me privaron de vivir una fiesta patria, ya que yo no soy kirchnerista, tampoco peronista (que es muy distinto) y ni en el discurso de la presidenta, ni en ninguno de los carteles de la plaza, decía lo que yo y muchos otros sentíamos: Viva la Patria Carajo!.



Yo ya me equivoqué muchas veces por creer, pero estoy dispuesto a seguir creyendo, no voy a perder la esperanza de ver algún día un gobernante hablando a todos y no solo a los que son de su signo, y más en una Fiesta Patria. El 25 de mayo es de todos, ya la historia dirá que tan importante fue cada gobierno, pero por mas que quieran cambiarlo, el 25 de mayo que festejamos seguirá siendo el de 1810.

Sra. Presidenta, yo la escuché, pero Ud. no me habló a mi. Preparé mi casa, pero la fiesta no era mía.



Se que mucha gente piensa como yo, también que hay muchos que no, pero me parece valioso que tanto unos como los otros, nos respetemos tanto al hablar como al escuchar y leer.



Creo que no estoy insultando a nadie, solo digo lo que siento, y gracias a la democracia que vivimos puedo decirlo. Yo por mi parte, en soledad, antes de dormir, traté de reflexionar sobre como quiero que sea mi patria, y tal vez, si cada uno pudiera decir lo que siente siempre y los otros lo puedan escucharlo sin insultar, un día nos salga a todos juntos el grito que esperaba ayer en la plaza: Viva la Patria Carajo!



(*) DNI 23.237.398