Jueves, 26 Mayo, 2011 - 15:31

El día que Sáenz Peña fue el Far West
Maratón de violencia termal: un muerto, cuatro heridos, dos casas y dos motos incendiadas, y pudo ser peor

Este miércoles en el barrio Tiro Federal de Sáenz Peña, un hombre identificado como Juan Carlos Sena (alias “Caloi”) hirió a dos jóvenes y mató a otro, Pedro Casal, por "viejas rencillas". Como represalia los vecinos incendiaron la vivienda de su ex concubina y la de su madre, además de quemar dos motocicletas. Más tarde, mientras intentaban dar con el paradero del presunto homicida, la madre y un efectivo policial también resultaron heridos por un grupo de personas que iba tras la pista del fugitivo. “Caloi” fue finalmente detenido en el barrio Millenium.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Según el informe policial y los testimonios, alrededor de las 13.30 Juan Carlos Sena, más conocido como “Caloi”, sin mediar palabra y al parecer a causa de "viejas rencillas" atacó a tiros a un grupo de jóvenes en la intersección de las calles 42 y 3 del barrio Tiro Federal de la localidad de Roque Sáenz Peña. Dos de los jóvenes, menores de edad, resultaron heridos mientras que Pedro Casal falleció en el lugar.



Sena escapó a pie hasta la casa de su ex concubina, donde se hizo de una motocicleta para continuar con su plan de eludir a la Policía. Cuando minutos después llegaron los vecinos enardecidos, éste se había ido. Como represalia incendiaron la vivienda.



Dispuestos a linchar al presunto autor del crimen se dirigieron a la casa lindera en la que vivía su madre, provocaron destrozos, la incendiaron, sacaron dos motocicletas del interior y las quemaron en la calle. La Unidad Especial de Bomberos pudo controlar los siniestros pero los vecinos debieron ser dispersados por la policía.



Entre tanto, efectivos de la División Investigaciones consiguieron que la madre de Sena, que había logrado salir del domicilio siniestrado, los acompañara hasta la vivienda actual del joven (“una casa del Ferrocarril”) pero tampoco lo encontraron allí. Cuando iban a retirarse fueron interceptados por un grupo de alrededor de siete personas armadas, entre ellas dos mujeres, que también buscaban a Sena pero para hacer justicia por mano propia.



Comenzaron a insultar a la mujer, luego la tomaron a golpes de puño y patadas, la atacaron con palos y finalmente a tiros sin que la magra guardia que la acompañaba pudiera contener la agresión. Incluso uno de los efectivos recibió un disparo. Cuando la situación estaba completamente fuera de control llegaron refuerzos y los “justicieros” emprendieron la huída. Como resultado de esa última persecusión fueron arrestadas las dos mujeres del grupo e incautada un arma calibre ´32.



Sena permaneció varias horas a la deriva evitando ser visto por la policía hasta que fue detenido en el barrio Milenium y puesto a disposición de la Justicia. Los heridos, tanto la madre de Sena como el agente de Investigaciones y los dos menores, fueron trasladados al Hospital 4 de Junio, donde se recuperan ya fuera de peligro.