Jueves, 26 Mayo, 2011 - 07:52

"Ocultaron la miseria y postergación de nuestra provincia"
La UCR y la Alianza se lamentan: "El 25 de Mayo estuvo muy lejos de ser un día memorable"

Los principales órganos partidarios de la UCR y la bancada legislativa aliancista calificaron la celebración de este miércoles como “El día que el Chaco fue un escenario virtual”. Lamentaron que el “entusiasmo y expectativa” que habían puesto en la visita de Cristina Fernández se convirtiera en un acto partidario. A través de un ríspido documento conjunto aseguraron que los “discursos bolivarianos” y el “montaje televisivo” no pueden soslayar una realidad desfavorable para miles de chaqueños.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


El texto firmado por el Comité Provincial de la Unión Cívica Radical, el Comité Capital, la Convención Provincial y el Interbloque de Diputados de la Alianza Frente de Todos a raíz de la celebración en la provincia del Chaco del 201° aniversario de la Revolución de Mayo, señala:



“Esperábamos la visita de la Presidente de la Nación con gran entusiasmo y expectativa, es un honor para los chaqueños que un presidente elija esta provincia para recordar una fecha tan importante como es un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo. Es así que nos dirigimos a la Plaza 25 de Mayo para participar con entusiasmo de un acto patrio, pero nos encontramos con un acto partidario. Inundaban la escena distintas agrupaciones justicialistas portando carteles y pancartas con los nombres de los distintos candidatos de ese partido político, quienes no dudaban en faltar el respeto con gritos, silbatinas y ofensas cuando se nombraban autoridades que no eran de su mismo color político, como ocurrió cuando se anunció la presencia de la intendente de Resistencia Aída Ayala. Eso nos recuerda que hace un tiempo, cuando una agrupación desfiló por iniciativa propia con un solo cartel promoviendo a la intendente, los concejales justicialistas abandonaron el palco oficial y algunas legisladoras oficialistas se rasgaban las vestiduras por el espanto. Esta vez, aprovechando los exiguos espacios que les quedaban entre pancarta de un candidato y el cartel del otro, asomaban sus cabezas para declarar sentirse orgullosos de este acto patrio devenido en partidario”



“Los discursos oficiales muy fugazmente hicieron referencia al hecho histórico que se conmemoraba. Sí se recordó que se cumplían 8 años de este modelo, y como desde hace 8 años, no se habló de los temas que el Chaco y el norte argentino necesitan. Mucho se cuidaron de volver a mencionar esa reparación histórica que tantas veces prometieron y que nunca cumplieron. Como a lo largo de estos 8 años no se anunciaron programas ni políticas públicas que garanticen un sistema sanitario eficiente, desarrollo productivo, empleo genuino o seguridad ciudadana entre otros temas. Se reemplazó por un repaso de gestiones nacionales y provinciales que nos ubicaban en un escenario económico y social de características envidiables para cualquier país nórdico”.



“Triste para aquellos que pensamos que este sería un 25 de mayo de características históricas, aunque ya se vislumbraba que no era ese el espíritu de este festejo, sino que lo que se pretendía era mostrar al país una gestión Capitanich virtualmente exitosa producto de una gestión Kirchner virtualmente exitosa. Por eso, mientras no hay dinero para sueldos, ni para remedios en los hospitales, ni para que los médicos no se vayan de la provincia, ni para combatir la inseguridad, se gastaron millones de pesos en montar una escenografía en las cuatro cuadras alrededor de la plaza. Ni el gobernador ni la presidente querían que el país viera en la miseria y postergación en la que tienen inmersa a nuestra provincia fruto de estos 8 años del “modelo”.



“Muy lejos de ser un día memorable, este 25 de mayo de 2011 quedará en la historia como el día en que un gobernador y una presidente creyeron que, con discursos bolivarianos y producción y montaje televisivo mediante, podrían hacerle creer a los miles de chaqueños y millones de argentinos que no tienen acceso a la salud, a la educación, a la vivienda, a los alimentos y al trabajo digno, que viven en condiciones inmejorables”.