Martes, 24 Mayo, 2011 - 10:25

Se implementará sistema de arbitraje para minimizar conflictos en negocios inmobiliarios

Mediante la firma de un convenio con la Federación Económica del Chaco (FECHACO) y el Centro de Arbitraje General de la FECHACO, que se realizó este lunes, el Colegio de Corredores Inmobiliarios del Chaco (CCIC) incorporará el “arbitraje inmobiliario” en sus operaciones. Gracias a esta opción de arbitraje, las partes en conflicto podrán resolver sus diferencias de un plazo breve y mucho más rápido que si hubieran recurrido a la justicia ordinaria.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Chaco es la única provincia del país que cuenta con un Centro de Arbitraje sustentado en una ley. Los presidentes de la Federación Económica del Chaco (FECHACO) Roberto Lugo, del Colegio de Corredores Inmobiliarios del Chaco (CCIC), Rubén Sinat, y el director del Centro de Arbitraje General de la FECHACO, Fernando Medina Alliana, firmaron este lunes a la noche un convenio por el cual incorporan el “arbitraje inmobiliario” como una opción más para solucionar de manera más efectiva y breve, inconvenientes surgidos entre partes en una operación inmobiliaria.



“Pretendemos brindar siempre más servicios para nuestras cámaras asociadas y una de las cosas más importantes es el abaratamiento de los costos y que se puedan ir solucionando los problemas”, destacó el Roberto Lugo, presidente de la FECHACO.



ANTECEDENTES

En el 2002, la Federación Económica firmó un convenio con la Cámara Argentina de Comercio para crear un Centro de Conciliación de Arbitraje. Este centro funciona hoy en nuestra provincia dentro de la FECHACO por iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo. “Finalmente, hoy tenemos el orgullo de poder decir que tenemos dentro de la Federación Económica ese Centro de Conciliación de Arbitraje, y además podemos decir que el Chaco es la única provincia que cuenta con un centro de arbitraje sustentado en una ley y en un marco jurídico que le da plena jurisdicción para resolver los conflictos tanto colectivos como individuales con un procedimiento y un laudo equivalente a la sentencia judicial”, resaltó Lugo.



SOBRE EL “ARBITRAJE INMOBILIARIO”

El arbitraje inmobiliario es una posibilidad que pueden optar las partes que se encuentren en una situación conflictiva por una operación inmobiliaria, además de la de acudir a la justicia ordinaria.



Ante cualquier conflicto las partes afectadas en el negocio inmobiliario tienen la opción o alternativa de convenir en recurrir al Tribunal de Arbitraje que está en la FECHACO, obviando la justicia ordinaria, con el beneficio de arribar a la resolución de las diferencias iniciales entre las partes en un plazo mucho más abreviado y mediante un procedimiento más rápido.



Fernando Medina Alliana, director del Centro de Arbitraje General de la FECHACO explicó que la importancia que tiene hoy es que se incorpora al régimen procesal del arbitraje los negocios inmobiliarios. “Esto se llama “arbitraje inmobiliario”, especificó.

Destacó la relevancia de este convenio, detallando que “a través del Colegio Público de Corredores Inmobiliarios se va a aconsejar a sus clientes que incorporen la “cláusula compromisoria” donde las partes deciden, al firmar los contratos correspondientes, de recurrir ante cualquier conflicto y diferencia a éste Tribunal de Arbitraje, obviando la Justicia ordinaria, evitando de este modo caer en los juicios de ésta e indudablemente por la morosidad que tiene, el tiempo que lleva, los múltiples inconvenientes que trae aparejado este colapso en el que en este momento le está pasando a los tribunales ordinarios”.

Aclaró que esto no implica que se encuentren “en contra de la Justicia ordinaria”, sino muy por el contrario, que el Tribunal de Arbitraje se complementa con los tribunales ordinarios y que “tiene que haber mutua cooperación porque estamos haciendo justicia”.





LOS ÁRBITROS 



Según detalló el director del Centro de Arbitraje General de la FECHACO Fernando Medina Alliana, estos conflictos inmobiliarios “está administrado por gente proba, capacitada por el Banco Interamericano de Desarrollo”. El perfil de estos profesionales está dado por profesionales que conocen la administración y el manejo de un proceso judicial.



En su mayoría son magistrados jubilados, “jueces que se han desempeñado en la justicia que tienen una conducta irreprochable, son personas honorables que se han desempeñado con eficiencia en la magistratura cuando estaban en actividad”. 



También agregó que existe el “Arbitraje virtual”, indicando que “estamos en condiciones de hacer on line un arbitraje como para resolver entre partes, donde puede estar en cualquier parte del país”.





AGRADECIMIENTOS 



Por su parte, Rubén Sinat, señaló que el Colegio de Corredores Inmobiliarios del Chaco (CCIC), “está profundamente agradecido al doctor Medina Alliana y a la Federación Económica por brindarnos esta oportunidad de poder empezar a trabajar con este estilo de trabajo y de arbitraje para nuestros contratos”.





En tanto que Roberto Lugo, valoró el trabajo que viene haciendo la Federación Económica y precisamente el Tribunal de Arbitraje, con el doctor Fernando Medina Alliana. “Esto es el resultado de un trabajo que comenzó en el 2002, por eso también hay que reconocer a los presidentes de FECHACO de esa época, como el señor José Luis Cramazzi, que tuvo la visión de ver esta solución y resaltar que en una economía tan vibrante, cambiante, en una vorágine de las transacciones comerciales y en un mundo que se va modernizando y se tecnifica, donde los contratos se firman vía Internet, la Federación Económica tiene soluciones y tiene propuestas para abaratar costos, para arbitrar con prestigiosos hombres y con posibilidades de resolver en forma muy rápida todos los conflictos que se producen”.