Viernes, 20 Mayo, 2011 - 08:40

Opinión de nuestros lectores
Casi una subversión institucional

Con mucha pena he leído en estos días, lo que para mi fueron desafortunadas manifestaciones del Presidente del Bloque oficialista de la Cámara de Diputados de la Provincia, Dr. Ricardo Sanchez, descalificando una resolución judicial tomada por la Juez Civil y Comercial, Dra. Lotero de Wollman, haciendo lugar a una medida cautelar solicitada por la defensa de la Jueza laboral, Dra. Amanda Corchuelo.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 



La Dra. Lotero, en una digna actitud, absolutamente ajustada a derecho, dictaminó hacer lugar a la medida solicitada, con la indispensable independencia de criterio con que deben actuar los jueces, en un sistema republicano de poderes, que deberíamos aspirar y alentar, tal como impone la Constitución.



Sin embargo, el Diputado Ricardo Sánchez, como lo dictaminado no era lo que esperaba, llamó a esa independencia de criterio adoptada, como que “plantea casi una subversión institucional”. No es cualquier opinión, no es la de alguien que desconoce absolutamente el Derecho, tampoco puede hablar como simple abogado, es un Diputado de la Provincia, es el Presidente de un Bloque parlamentario y tiene la obligación de actuar como tal. Sus palabras adquieren el carácter de intromisión en el Poder judicial, hasta podría tomárselo como si fuera una advertencia para otros jueces.



Cada Poder tiene sus atribuciones, cada integrante de cada Poder tiene sus responsabilidades. La mayor responsabilidad de los jueces es juzgar, aplicar justicia. La mayor responsabilidad de los legisladores es legislar, sancionar leyes que beneficien al conjunto social.



Miraba sorprendido, en la página de la Legislatura de la Provincia, los Proyectos presentados este año por el Diputado Sánchez e imaginaba que cuánto mejor sería que se preocupara por su función de representar los intereses del pueblo de la Provincia. Afortunadamente Internet permite que los ciudadanos podamos controlar lo que hace cada legislador en el ejercicio de su función. Pienso en la cantidad de necesidades que tiene la gente, en la cantidad de cosas que podrían volverse más sencillas y siento un poco de vergüenza para decir lo que encontré en esa página, no lo voy a decir. Dejo la página por si a alguien le interesa: http://www.legislaturachaco.gov.ar/ Cuando uno entra a esa página debe ir a Institucional, luego a Legisladores y de allí a “Proyectos Presentados”. Yo busqué Diputado Ricardo Sánchez, es sencillo y sirve para ver que hizo.



No es mi intención debatir un tema jurídico. Estimo que así como las leyes deben ser discutidas en la legislatura, debería ser el Poder Judicial el que resuelva con independencia de todo poder político o mediático, las cuestiones judiciales.



Muchas veces siento que se trata de manipular y desprestigiar a ese Poder del Estado. Pareciera que los distintos oficialismos, en las últimas épocas, cada vez más, desean apropiarse de esa independencia, que es esencial y constituyente de la República.



Y tengo la sensación de que la necesitan para seguir garantizándose impunidades. No es bueno que eso esté sucediendo.



Todos hemos visto como muchos, inexplicablemente, llegan pobres y salen ricos de la función pública. Todos hemos visto también que casi nadie de ellos sufre condenas. Ni los actuales ni los pasados, salvo alguna que otra excepción, pero los cabecillas quedan absueltos. Sería un inmoral si viniera aquí a defender a algún sinvergüenza porque pertenezca a mi Partido, o pretenda que se condene a algún inocente, por pertenecer a otro, o a la inversa.



Pareciera también que se ha instituido como método el tratar de forzar las resoluciones judiciales mediante campañas mediáticas. Pareciera que algunos preferirían que haya una justicia para ricos, otra para pobres, otra para corruptos y otra para opositores.



No existe en nuestro sistema una “justicia popular”, tampoco una “justicia mediática”, por más que algunos desearían que así fuera. Existe una sóla JUSTICIA. Debemos cuidarla, debemos mejorarla, agilizarla, modernizarla, dotarla de recursos, de personal, de elementos, de cada vez mas independencia.Las leyes están para que sean cumplidas por todos. Quien no la cumpla debe estar seguro que recibirá la sanción correspondiente.La popularidad, la impopularidad, la simpatía o la antipatía de la cuestión a resolver, no deben afectar la independencia del juez. La medida única es la Ley.





Necesitamos que esa justicia esté al alcance de todos y no de algunos pocos. Necesitamos que todo el mundo sepa que puede confiar en la Justicia como medio para resolver sus conflictos.



No me atrevería a decir que sea el caso del Diputado Sánchez, ignoro lo que piensa al respecto, pero algunas veces pareciera que muchos prefieren aquella “justicia popular o mediática” que mencionaba anteriormente. Tal vez algunos hasta hubieran pretendido que colocáramos a las dos Juezas en la plaza pública y apedrearlas o darles latigazos por contrariar al poder.



En la antigüedad, cuando no existía la justicia, las controversias se dirimían a la fuerza. Cuidar la justicia es cuidar la evolución histórica de las sociedades. Actualmente, creo, gran parte de la violencia que existe en nuestra sociedad es a causa de que mucha gente no cree en la justicia, la siente lejos, siente que es sólo para ricos o para los poderosos políticos, la siente como algo inalcanzable.



El Estado es responsable y debe garantizar una justicia para todos. No debe descuidar ni destruir lo que llevó miles de años imponer.



Ni el Poder Ejecutivo, ni el Legislativo, ni el Consejo de la Magistratura, deben extralimitarse en sus funciones tratando de domesticar a los jueces. Lamentablemente no es lo que ocurre, y debe ser modificado con urgencia si aspiramos a un futuro mejor.



(*) [email protected]