Miércoles, 18 Mayo, 2011 - 09:28

Silvina Canteros asumió como directora de Mujer

Mediante el decreto gubernamental 933/11, el Gobierno reglamentó la conformación de la Comisión Permanente de Prevención y Asistencia a las Víctimas de Violencia Familiar, un órgano que estará coordinado por el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos. Su objetivo es sumarse a las líneas de intervención que cuenta la cartera social para prevenir y atender la temática de la mujer.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


En una reunión de trabajo encabezada por la ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Beatriz Bogado, y la subsecretaria de Gestión y Articulación Interinstitucional, Natalia Luque, se presentó a Silvina Canteros, que estará al frente de la Dirección de la Mujer.



Canteros se desempeñaba como parte del equipo técnico dispuesto por la Subsecretaría de Derechos Humanos que representó al Estado en la querella por la causa Margarita Belén y cuenta además con una vasta trayectoria en el foro de abogados local y en trabajos vinculados con el género.



En esa línea, la máxima responsable de la cartera social consideró propicia la ocasión para destacar la labor de Canteros y el resto de los profesionales que participó del procesó que condenó a prisión perpetua a ocho exmilitares responsables del fusilamiento de al menos 15 militantes sociales, en el hecho ocurrido el 13 de diciembre de 1976.



“Gracias a un arduo trabajo, el equipo de abogados de la Subsecretaría de Derechos Humanos ha hecho posible plasmar un fuerte compromiso ideológico de los gobiernos provincial y nacional, que fueron querellantes en una de las causas emblemáticas que reflejó la historia más trágica del país”, indicó Bogado.



COMISIÓN PROVINCIAL

La Comisión Provincial de Prevención y Asistencia a las Víctimas de Asistencia Familiar será coordinada por la cartera social, y tendrán sus representantes los ministerios de Educación y Gobierno, respectivamente como así también organismos vinculados con la materia.

Este espacio tendrá como premisa la elaboración de iniciativas y el diseño de programas para la optimización de los recursos públicos de manera tal de complementarse con la labor que efectúan otros estamentos del Estado.



RESPONSABILIDAD COLECTIVA

En el encuentro, Bogado reiteró que el trabajo para combatir la violencia requiere el involucramiento y aporte de organizaciones civiles habida cuenta de la persistencia de fuerte pautas culturales de una sociedad machista.



“Esto es una responsabilidad colectiva, y la situación de desigualdad y violencia contra el género implica que hay que resolver las asimetrías en un entramado donde confluyan acciones del Estado y la sociedad”, expresó la ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos para acotar que en la Dirección de la Mujer, las ONG tendrán un espacio en el cual aportar sus iniciativas.



A su turno y como representante de Chaco en el Consejo Nacional de la Mujer, Natalia Luque recordó que se trabaja en fuertemente para implementar en la provincia el observatorio contra la violencia de género y un observatorio del tratamiento que tienen los medios de comunicación a lo que se agrega la reciente formalización del Consorcio de Microcréditos de mujeres, que posibilitarán financiar los proyectos que presente el género y contribuir a la autonomía económica de las mujeres.



FORTALECER EL TRABAJO

Canteros señaló que su trabajo al frente de la Dirección Mujer apuntará a fortalecer la labor que se realiza desde esta unidad entre lo que citó el fortalecimiento institucional y a municipios, para la creación de áreas de Mujer, la intervención y el seguimiento de los casos en los que se rescata a víctimas del delito de trata de personas y la implementación del protocolo de asistencia a las víctimas de la violencia contra el género, entre otras líneas de intervención.



Respecto de las acciones territoriales, la funcionaria sostuvo que continuarán las capacitaciones en toda la geografía provincial en lo que respecta a la Ley 26.485, de protección integral de la mujer, como así también la articulación con otras áreas del Ejecutivo para consolidar las acciones de género en la agenda de políticas públicas.