Martes, 17 Mayo, 2011 - 15:42

Contrastes

Tras la lectura del fallo del Tribunal Oral Federal en el que condenaron a perpetua a ocho represores responsables de la Masacre de Margarita Belén se vivieron contrastes de todo tipo. Por un lado la emotividad de los familiares de las víctimas, que después de tres décadas y media de desgarramiento supieron que se hacía un poco de justicia con sus muertos.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Por otra parte la aspereza de los militares que formaron parte de la matanza (horas antes habían estado haciendo chistes y mostrando el profundo desprecio que tienen por los demás): semblantes azorados, cabezas enfrascadas vaya a saber en qué pensamientos lúgubres. A la mañana se habían enfrentado a una posible absolución o a una condena ejemplar; por la tarde cualquiera que los llamase asesinos no estaría faltando a la verdad. Eso se veía en sus rostros graníticos.



Durante la jornada hubo también momentos sombríos, como si se abriera un abismo en el medio de la espera. Fue antes del estallido emocional. Justo antes, como lo testimonia esta foto. Lo que no se entiende y aprovechamos para preguntarlo es… ¿de qué se ríe la jueza de la justicia federal, Ana Order?