Lunes, 16 Mayo, 2011 - 18:05

Justicia en una causa histórica
Se conoció la sentencia
Masacre de Margarita Belén: condenaron a cadena perpetua a ocho represores

El tribunal Oral Federal dictó cadena perpetua para todos los imputados con excepción de Alfredo Luis Chas. Ante la indignación de familiares de las víctimas, el veredicto en este caso fue la absolución por “haberse encontrado insuficiencia probatoria”, en relación a los cargos imputados en su contra. Los condenados a prisión perpetua son los ex militares Gustavo Atos, Horacio Losito, Aldo Martínez Seon, Jorge Carnero Sabol, Ricardo Reyes, Germán Riquelme, Ernesto Simoni y Luis Alberto Patetta. El 12 de julio el tribunal presidido por Gladys Yunes leerá la sentencia completa.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El proceso que se desarrolló en el Tribunal Oral Federal del Chaco sentenció a los ex militares Horacio Losito, Luis Alberto Patetta, Martínez Segón, Jorge Carnero Saból, Athos Rennes, Ricardo Reyes, Germán Riquelme, Ernesto Simoni, a la pena de reclusión perpetua. En tanto que el policía Alfredo Chas para quien se había pedido entre 20 y 25 años de prisión como partícipe secundario fue absuelto.



Así concluye en Resistencia Chaco el juicio oral por la masacre de Margarita Belén que se produjo el 13 de diciembre de 1976. Es un proceso histórico en el que los familiares de las víctimas oyeron la sentencia que se les impuso a quienes fueron indicados como penalmente responsable de “homicidio agravado por el número de personas, por alevosía y el tiempo”. Los mismos familiares que exigieron que “se encuentre el lugar en el que están los cuerpos de los desaparecidos”.



El juicio empezó el 3 junio de 2010 y pasaron más de 120 testigos. Es la primera etapa de una causa más amplia en la que se juzgaron a los represores por 15 víctimas, 4 de las cuales permanecen desaparecidas. Algunos de los familiares dijeron a DiarioChaco.com tras la sentencia que “con el correr de los testimonios se aportaron datos, pero que quedan preguntas, no sólo sobre la existencia de otras víctimas y del lugar en el que se encuentran los todavía desaparecidos sino sobre nuevos y más responsables”.



LA SENTENCIA

Minutos después de las 17 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia conformado por Gladys Yunes, Eduardo Belforte y Luis Gonzáles inició la lectura de la sentencia del juicio conocido como masacre de "Margarita Belén", por el que se encontraban acusados ocho militares y un ex policía por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar.



Fueron sentenciados los militares Gustavo Athos, Horacio Losito, Aldo Martínez Segón, Jorge Daniel Carnero Sabol, Ricardo Guillermo Reyes, Germán Emilio Riquelme, Ernesto Jorge Simoni, Luis Alberto Patetta a cadena perpetua y el policía Alfredo Luis Chas, fue absuelto por “insuficiencia probatoria”, todos imputados por los delitos de homicidio agravado por alevosía y por el número de partícipes en perjuicio de once víctimas; en concurso real entre sí y con el delito de privación ilegítima de la libertad agravada por el tiempo más desaparición forzada de personas.



Si bien Yunes pidió tanto a los familiares de los desaparecidos como a los mismos acusados que mantengan el orden, amenazó con desalojar la sala al momento en que indicó que Chas era absuelto. Es que los familiares del ex policía irrumpieron con algarabía la lectura de las resoluciones, lo que motivó discusiones cruzadas con los hijos de las victimas.



En parte se cumplió con el pedido que hizo la Fiscalía, la cual solicitó prisión perpetua para los nueve enjuiciados mientras que por las querellas la Liga Argentina de los Derechos del Hombre reclamó prisión perpetua por el delito de "genocidio" y la Subsecretaría provincial de Derechos Humanos, prisión perpetua a los ocho militares y 20 años al policía Chas.



Estaba previsto que la sentencia se leyera en la mañana de este lunes pero tres acusados tenían derecho a decir sus últimas palabras: pero solamente Chas reiteró ante los jueces Gladys Mirtha Yunes, Eduardo Ariel Belforte y Ramón Luis González que era “inocente”.



Tras la declaración del último imputado Alfredo Luis Chas, los jueces determinaron pasar a un cuarto intermedio hasta las 17.00 para deliberar sobre los 9 imputados involucrados en el asesinato de presos políticos el 13 de diciembre de 1976. La decisión provocó alboroto en la sala colmada de personas.



LUNES FRENTE AL TRIBUNAL

Desde muy temprano, este lunes, el Tribunal Oral Federal fue epicentro de un importante movimiento. Autoridades de amplios sectores, la prensa nacional, y los familiares de los imputados y las víctimas del hecho que motivó este juicio, se agolparon en las puertas de la sede judicial y tuvieron que armarse de paciencia para superar la instancia de acreditación, entrega de pertenencias y “cacheo”.



En tanto en la sala de audiencias, el escenario se iba componiendo de varios cuadros: el reencuentro de los imputados con sus familiares, que durante todo el juicio siempre fueron minoría pero hoy disputaban el predominio; la parte querellante con remeras y prendedores recordando a las víctimas de la Masacre de Margarita Belén; y los flashes repitiéndose para que ningún segundo quede sin registro.



Así este lunes llegaba a su fin el histórico juicio iniciado el 3 de junio de 2010 con la sentencia a los 8 ex militares del Ejército y un ex policía acusados de asesinar a 22 presos políticos durante la última dictadura militar durante el segundo proceso por delitos de lesa humanidad iniciado en la provincia del Chaco.



Tras las declaraciones de Chas el tribunal pasó a un cuarto intermedio para deliberar y dictar la sentencia a la causa que duró casi un año y que tendrá una resolución, tras 35 años de haber sucedido.