Sábado, 14 Mayo, 2011 - 17:38

Desde el Gobierno provincial se trabaja para la instalación de un molino harinero en el Chaco

El Ministro de la Producción, Enrique Orban, anunció que se estudia la posibilidad de instalar un molino harinero que, con una capacidad de molienda de 30 toneladas por día, permitirá abastecer a las panaderías y fábricas de pastas del mercado local. La medida esta relacionada con la producción de trigo récord en el Chaco que se alcanzó desde la campaña anterior cuando superó las 400 mil toneladas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




Se prevé que éste año la provincia contará con una superficie sembrada 250 mil hectáreas de trigo, por tal motivo desde el Ministerio de Educación procuran la radicación de un molino harinero en la zona de La Clotilde, con una capacidad de molienda de 30 toneladas por día, a fin abastecer a las panaderías y fábricas de pastas del mercado local



El ministro Orban adelantó que “sin la infraestructura edilicia la iniciativa demandaría una inversión superior a los 3 millones de pesos. Así mismo señaló que “se trata de una inversión necesaria por lo que el producto significa en la mesa de de los chaqueños”.



El titular de la cartera productiva explicó que “para cubrir la demanda de todas las panaderías y fábricas de pastas secas y húmedas de la provincia se necesitan 100 mil toneladas de trigo por año por lo tanto éste año con la siembra de más de 250 mil hectáreas la provincia logrará abastecer en su totalidad al mercado local e inclusive dispondrá de un stock para exportar”.



Orban admitió que “tanto el clima que acompaña a los productores chaqueños como los precios históricos que presentan los cereales en los mercados internacionales hacen que esta oportunidad no se pueda desaprovechar. Este es un año propicio para volver producir trigo de calidad y comenzar a industrializar la producción”.



El funcionario recordó que “en la campaña anterior muchos productores no pudieron comercializar su producción debido a que no había mercados suficientes. No estábamos preparados para tener de 30.000 a 170.000 hectáreas sembradas con trigo y mucho menos para comercializar todo lo producido, porque nunca antes se había alcanzado esa cantidad”. “Pero este año el gobierno asegurará la comercialización”, puntualizó.