Sábado, 14 Mayo, 2011 - 09:28

Ocurrió anoche en el local y debió intervenir la policía
Inspectores gastronómicos denunciaron que el dueño del local Puerto Madero los amenazó con un arma de fuego

Quien confirmó el grave hecho a DiarioChaco.com fue el secretario interventor del Sindicato Gastronómico Walter Abalos. El síndico comentó que anoche, cerca de las 20, un grupo de inspectores del gremio acudieron a realizar un control en Puerto Madero; restaurante ubicado en el acceso al Aeropuerto. Aparentemente, el dueño perdió los estribos cuando se detectaron irregularidades con su personal y completamente descontrolado sacó un arma de fuego con la que amenazó a un inspector. La denuncia se habría radicado en la comisaría cuarta.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Lo que parecía el relato sacado de una película, terminó confirmándose desde la seccional Chaco de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA). El secretario interventor, Walter Abalos, relató a DiarioChaco.com que este viernes un equipo de inspectores del gremio, mientras realizaba un control, sufrió las agresiones verbales y amenazas con arma de fuego por parte de un empresario del rubro.



Se trataría, según el gremialista, del señor cuyo apellido es Montemerlo; padre de la mujer que figura como propietaria del restaurante “Puerto Madero”, ubicado en el ingreso al Aeropuerto de la ciudad de Resistencia. De acuerdo al relato de Abalos, el hecho sucedió este viernes entre las 19 y 20 en el mismo local antes de realizarse un evento programado. “Los inspectores llegaron al lugar para realizar un control habitual sobre la situación del personal y contribuciones a AFIP y ANSES”, comentó.



“En ese momento, el encargado del local echó a dos de sus empleados que no tenían registro formal de su labor con expresiones como: por culpa de estos negros, ustedes van a pagar”, contó el síndico que habría dicho Montemerlo en referencia a los inspectores presentes. Sin embargo, el percance no habría terminado allí porque el ánimo del empresario se fue crispando tanto que a la seguidilla de epítetos irreproducibles hacia los verificadores, le siguió un acto aún más grave.



“El hombre se fue poniendo muy nervioso. Salió detrás de la barra con intenciones de golpear a uno de los inspectores, se resbaló y se cayó; lo que contribuyó a su enojo. Fue en ese momento en que se volvió a la barra del lugar desde donde sacó un arma de fuego y amenazó al verificador poniéndole el caño sobre el abdomen”, aseguró Abalos indicando que fue precisamente la mujer del comerciante quien debió intervenir para que no ocurriera una tragedia.



Una de las testigos del increíble hecho salió corriendo a pedir auxilio a los policías que se encuentran en la garita ubicada a unos metros de distancia que finalmente intervinieron para aplacar los ánimos. “Esto fue un intento de homicidio”, señaló el interventor del gremio UTHGRA indicando que la denuncia fue radicada ante la comisaría cuarta. “Hoy nos pasa a nosotros pero mañana a otros. Fueron momentos muy desagradables para los trabajadores que van a hacer su trabajo”, dijo.
Fuente: 
DiarioChaco.com