Jueves, 12 Mayo, 2011 - 08:54

Capitanich aseguró que "El Kirchnerismo" busca continuar el proceso de transformación

Finalmente, el Gobernador provincial presentó su libro “El kirchnerismo. Desde las tensiones estructurales hacia la construcción del futuro”. Ante un colmado auditorio de la Casa de las Culturas, acompañado por el escritor chaqueño Mempo Giardinelli y el ministro de Educación Francisco Romero, el primer mandatario chaqueño dio a conocer las motivaciones que lo impulsaron a escribirlo.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En la Casa de las Culturas y ante un auditorio con múltiples personalidades del quehacer político, cultural y social, el gobernador presentó “El kirchnerismo. Desde las tensiones estructurales hacia la construcción del futuro”, un libro editado por la Librería de la Paz.



“Tenemos el gran desafío de generar una conciencia colectiva que nos permita lograr la institucionalización de éste modelo político, económico y social, que como todo proyecto tiene virtudes y defectos; pero lo importante es siempre volver al principio esencial: que estas ideas sigan jalonando el proceso de transformación”, reflexionó el gobernador.



De esta manera, planteó también como desafío “pensar desde una visión retrospectiva la historia, para entender que estamos ante una ventana de oportunidades”. Así, ponderó las virtudes diferenciales de un proyecto político iniciado en 2003, que combina ideología, filosofía, doctrina y convicción. “Eso en la historia es muy difícil de conseguir. Sólo Perón y el peronismo, y este legado emergente que surge de este proyecto político han logrado ese objetivo”, remarcó.



EL ORIGEN

Tras un repaso por indicadores económicos a lo largo de 200 años de historia, Capitanich contó el origen del libro –editado por la Librería de La Paz- y esbozó algunas conclusiones. Confesó que la idea surgió en 2006, cuando era presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación y, tras un pedido para ofrecer una charla en la ESMA, se encontró de repente ante un inesperado auditorio con más de 600 oficiales de toda Latinoamérica y el Caribe. Frente a ellos, ensayó el primer esquema de las tensiones irresueltas del derrotero nacional.



“Fue el documento liminar para continuar con éste análisis. Después pensé que era un tema para profundizar desde el punto de vista de la perspectiva política y plasmarlo en un libro”, contó el gobernador. Luego, relató las alternativas del “armado” y la participación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en cuestiones de diseño de la portada y otros detalles.



Capitanich subrayó las demandas de las sociedades modernas que implican responsabilidades adicionales en quienes fueron elegidos para gobernar. “El liderazgo político en una sociedad moderna exige elementos cualitativos diferenciales. Por lo tanto, el liderazgo debe reunir tres atributos esenciales: la ética, la estética y la política”, sostuvo. Fue en ese contexto que remarcó que “la ética, la responsabilidad y la convicción son los atributos que me marcaron de Néstor y Cristina Kirchner”.



Asistieron a la presentación del libro, en la Casa de las Culturas, el vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff; ministros del Gabinete provincial y otras autoridades del gobierno; además de legisladores y personalidades de diversos ámbitos de la cultura.





LOS ATRIBUTOS ÚNICOS DE UNA ETAPA HISTÓRICA

En el marco de una extensa exposición, Capitanich resaltó especialmente los atributos de la etapa inaugurada el 25 de mayo de 2003 por Néstor Kirchner, con la construcción de poder aún desde la debilidad política, promoviendo varias medidas de fortalecimiento de instituciones deterioradas. En ese marco, ponderó que “el kirchnerismo, en definitiva, logra reducir las tensiones estructurales”.



“En esta etapa se logra esclarecer la autoridad presidencial con legitimidad social de origen y no dejándose presionar por los intereses corporativos”, destacó. En este sentido, subrayó la virtud de combinar legalidad política con legitimidad de origen y fortaleza decisoria, promoviendo una justicia independiente y garantizando el funcionamiento pleno de las instituciones democráticas y republicanas.



De esta manera, rescató que por primera vez en la historia la Argentina tiene estabilidad macroeconómica con crecimiento pronunciado y sistemático, además de inclusión social y distribución equitativa del ingreso. “Las provincias del Norte Argentino nunca tuvieron, en la historia, tamaña contribución a su desarrollo”, enfatizó.



Capitanich abordó también las perspectivas del país en base a su calidad de potencia agroalimentaria capaz de ofrecer lo que el mundo demanda, y las extraordinarias condiciones climáticas diversas a lo largo de la extensión territorial. En ese contexto también incluyó la creatividad de la industria cultural, al tiempo que consideró fundamental la amalgama de un Estado activo y el aporte de iniciativas privadas, para el fortalecimiento de la identidad nacional. 





GIARDINELLI: “ESTAMOS EN PRESENCIA DE UN JOVEN ESTADISTA”

“Estamos en presencia de un joven estadista en ciernes, porque éste es un hombre haciéndose todavía. Al menos yo vine a celebrar que un gobernador de mi provincia, que tiene una mirada que no esperaba, se ocupa y preocupa por una justicia social que nunca soñé ver pero que ahora estoy viendo”. Con esa definición y el aplauso cerrado del auditorio, el escritor Mempo Giardinelli se refirió a la obra y a la figura de Jorge Capitanich.



Así, valoró del gobernador la combinación entre pasión y mesura. “Éste hombre joven, que muchas veces nos deslumbra a todos, es contador pero además sabe narrar porque tiene letra y porque es un hombre culto. Y no hablo de la pedantería elitista sino del elitismo del pensamiento, de la capacidad de desarrollar ideas propias y de leer la realidad circundante”, definió.



De esta manera también destacó “la capacidad y el tiempo de poder elaborar sus ideas de forma organizada, armónica y atractiva, varias de las cualidades que se combinan en este libro”. Así, destacó la perspectiva histórica que presenta la obra literaria, y luego consideró que los chaqueños “debemos valorar que tenemos un gobernador culto”; quien entre muchas acciones, “le dio a la cultura un papel que no tenía y esa perspectiva está enmarcada en un modelo nacional”, subrayó.



Por último, Giardinelli enumeró cuatro características que definen al gobernador Jorge Capitanich y que se plasman en su gestión de gobierno: vigoroso, obsesivo, memorioso y disciplinado. “Reconozco en este libro que estas cuatro cualidades confluyen de manera armoniosa e incitante, y con un buen estilo, el enumerativo que tiene él y que aprendió de intelectuales contemporáneos”, concluyó.