Miércoles, 11 Mayo, 2011 - 21:19

Fontán admitió que tiró la bengala, pero no vio dónde cayó

Iván Alejandro Fontán, el acusado de lanzar la bengala que provocó el deceso de Miguel Ramírez, admitió hoy haber tirado pirotecnia durante el recital del grupo de rock La Renga. Así lo confirmó esta noche su abogado, quien aclaró que Fontán no vio donde cayó la bengala que había arrojado durante el show realizado en el autódromo de La Plata. "El decidió arrojarla porque siente que es parte de la celebración de La Renga. Apunta hacia arriba pero se dispara hacia el costado por un defecto propio de la bengala", explicó.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Enseguida, agregó: "No hubo intención de hacer daño. Fontán puede ser responsable de lo que pasó pero no es una asesino".



Además, el defensor del imputado advirtió que "hubo fallas en los controles" en el ingreso al recital. "Hay muchas situaciones que están prohibidas y durante los recitales de La Renga están permitidas", añadió , al tiempo que advirtió que en la causa hay otro testigo que asegura haber visto otra bengala lanzada hacia el público.



Fontán, de 25 años, fue trasladado a la Capital tras ser detenido ayer en Bahía Blanca.

Según consta en la causa judicial, Fontán le envió varios mensajes a uno de los integrantes de Chacal Producciones, que organizó el concierto de rock, en los que admite tener "la culpa" de lo ocurrido y afirma querer "dar la cara".



Los mensajes fueron enviados antes de su arresto. "Quiero dar la cara, hacer lo que pueda", "La culpa la tuve yo", "Sí me hago cargo, (la bengala) la encontré dentro del campo", son algunas de las frases que tecleó en su teléfono celular. "Soy un pelotudo traidor y con mala suerte", "Quedo re pirotécnico, me juega en contra mal", afirmó también en otros SMS.



El imputado, que trabaja como balancero en la descarga de camiones y carga de los barcos que arriban al puerto, no opuso resistencia. En el lugar, los efectivos policiales secuestraron dos remeras, una negra y otra roja, con el logo de La Renga impreso en ellas.



Forcejeo. Fuentes de la investigación informaron a este medio que se recabaron testimonios de vecinos que aseveraron que el detenido había viajado a La Plata para concurrir al recital y que una persona muy cercana a él lo habría señalado como el responsable de haber lanzado la bengala "de manera accidental".



Según un testimonio asentado en la causa judicial, que lleva adelante la fiscal Virginia Bravo, el joven acusado de haber disparado la bengala, forcejeó con otro joven que pretendía quitarle ese proyectil para que no lo arrojara, pero igual lo hizo.



Pero, según el testigo, luego de un forcejeo en el que el elemento de pirotecnia cayó al suelo, Fontán lo levantó y lo disparó en medio del concierto, con los resultados ya indicados.



En la causa judicial, en la que interviene también el juez de garantías Juan Pablo Masi, figuran varios mensajes que Iván le envió luego del recital a uno de los asistentes de la banda, en los que admite su "culpa" y se muestra dispuesto a "dar la cara".



La fiscal podría imputarle homicidio con dolo eventual si los testigos, luego de una rueda de reconocimiento prevista, señalan a Fontán como el responsable de haber lanzado la bengala que alcanzó en el lado derecho del cuello a Ramírez.



Ultimo adiós. Familiares y amigos se acercaron esta mañana a brindarle el último adiós a Miguel en el cementerio Jardín de Paz tras un extenso velatorio realizado una cochería ubicada en las inmediaciones de la estación José C. Paz.



Miguel fue internado el sábado 30 de abril en el hospital de Melchor Romero, pero su estado de salud empeoró con el transcurso de la semana y anteayer falleció.
Fuente: 
La Nación