Martes, 10 Mayo, 2011 - 11:11

Este martes el puente General Belgrano cumple 38 años de estructura

El viaducto interprovincial fue inaugurado un 10 de mayo de 1973 y fue el primer puente argentino en unir ambas orillas del río Paraná. La obra comenzó a erigirse en 1968 y una vez finalizada acabó con el virtual aislamiento de las provincias mesopotámicas con el resto del país.  En la actualidad,  su estructura no corre riesgo para soportar a más de 10 mil  vehículos que circulan por día.  

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Si bien estudios revelan que sus estructuras no corren riesgo alguno, estiman que para ponerla en condiciones hace falta una inversión de 100 millones de pesos, según un comunicado de Vialidad Nacional publicada por este medio en el 2008. 



Otro de los síntomas preocupantes para el buen estado de salud del puente es el interminable tráfico que a diario soporta el antiguo viaducto. Circulan más de 10 mil vehículos alcanzado los 14.000 los fines de semana, con picos de hasta 16.000. 



El problema de saturación motivó a la Liga Naval Argentina, una asociación civil con alcance nacional, a proponer una alternativa transitoria para el agotado puente, la reactivación del servicio de balsas por el Paraná. De esta manera, al menos, permitirá aliviar la pesada carga vehicular.



“Volver a utilizar el servicio de balsas sería una alternativa momentánea para tener una salida válida de estos múltiples inconvenientes que se viven a diario en dicho puente”, expresaron meses atrás desde la entidad. Obviamente la inusual propuesta no prosperó.



Sólo resta esperar a que avance el perezoso proyecto de construir un segundo puente un par de kilómetros al Sur del actual.



ALGUNOS DATOS 



El puente interprovincial es asimismo una atracción turística, debido a sus dimensiones e ingeniería. Su longitud es de 1.700 metros y se erige hasta unos 35 metros por encima del nivel medio de las máximas crecientes, permitiendo la navegación de buques de gran calado. 



Tiene una calzada de 8,30 metros de ancho y dos veredas laterales de 1,80 metro cada una.

Para construirlo debió hacerse un terraplén especial que permita cruzar por los terrenos bajos que forma el río Tragadero, y se extendió la Ruta Nacional 16 para que ésta llegue hasta la cabecera del puente.
Fuente: 
Diario Epoca