Jueves, 5 Mayo, 2011 - 19:12

Bajo amenaza de paralizar el país los camioneros reanudarán el martes las negociaciones con las petroleras

Funcionarios del Ministerio de Trabajo, sindicalistas del gremio que conduce Pablo Moyano y representantes de la cámara empresaria se reunieron para acercar posiciones. El cónclave pasó a cuarto intermedio hasta el martes. El gremialista Pablo Moyano adelantó que en caso de no alcanzar un acuerdo, pararán “el país”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Funcionarios de la cartera laboral, representantes de la federación de choferes de camiones e integrantes de la cámara empresaria del sector se reunieron en la sede de Callao al 100 para buscar una salida al conflicto que ayer provocó el bloqueo de varias petroleras.



El propio ministro Carlos Tomada fue quien en la tarde de ayer convocó de urgencia a las partes y dictó la conciliación obligatoria para que se iniciase un período de negociación por cinco días hábiles.



Tras la decisión gubernamental, el gremialista Pablo Moyano adelantó que en caso de no alcanzar un acuerdo, pararán “el país” una vez finalizado el período de intimación abierto ayer por la cartera laboral.



EL RECLAMO

Ayer, el sindicato de Camioneros realizó un bloqueo en todas las plantas de comercialización de las empresas petroleras YPF, Shell, Petrobras y Esso en la provincia de Buenos Aires, en reclamo por un plus salarial.



El origen de la protesta que derivó en los bloqueos es el reclamo del pago de un 5% de plus salarial a los choferes que transportan naftas. Es que, según la explicación del gremio, el adicional establecido para los conductores que trasladan productos peligrosos es del 20%, pero en el sector se cobraría sólo el 15. Esa diferencia de 5% es la que llevó a los gremialistas a impedir el ingreso y egreso en las terminales de distribución de combustible.



La medida de fuerza sorpresiva se dio a pocas horas de la reunión que mantuvo el propio jefe del gremio Camioneros y titular de la CGT, Hugo Moyano, en la Casa Rosada por el denominado "diálogo social". Tanto en ese encuentro como la semana pasada, desde el gobierno nacional se había reclamado "límites" a las medidas de fuerza que se produjeran en conflictos gremiales.