Miércoles, 4 Mayo, 2011 - 18:12

"Fue ejecutado delante de su familia", aseguró la hija de Bin Laden

La hija de 12 años del líder de Al Qaeda aportó un nuevo elemento a la creciente polémica por la operación norteamericana. Declaró públicamente que su padre, Osama Bin Laden, fue ejecutado por las tropas de elite estadounidenses “ante los miembros de su familia” tras ser capturado. En tanto, la Casa Blanca informó de modo "concluyente" que no serán publicadas las fotos de su cadáver.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Se cuestiona si la meticulosa operación militar y la "ejecución" sin juicio previo del desarmado líder de al Qaeda constituyeron o no una violación del derecho internacional.



Hoy el vocero de la Casa Blanca confirmó en rueda de prensa que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decidió no publicar las fotografías de Bin Laden, tras explicar que por tratarse de "fotos explicitas" que muestran al islamista con disparos en la cabeza, "no creemos conveniente publicarlas y que se conviertan en un ícono para la propaganda anti-estadounidenese".



Jay Carney argumentó en rueda de prensa en la Casa Blanca que "no hay dudas (de que Bin Laden) está muerto", por tanto "no hay diferencias entre que se publiquen o no", y agregó que la decisión del presidente "es concluyente".



El ejército paquistaní pudo acceder al recinto cerca de una hora después de terminado el operativo del comando "Seals" y allí encontró, además de cuatro cadáveres acribillados, 16 personas maniatadas con bridas plásticas, según fuentes consultadas por la cadena árabe Al Arabiya.



"No se disparó una sola bala desde el recinto contra las fuerzas estadounidenses y sus helicópteros", aseguró un oficial paquistaní reportado por la agencia de noticias Europa Press, quien agregó que las fuerzas paquistaníes registraron puntillosamente la vivienda y "no encontraron armas ni explosivos, ni tampoco un búnker".



Mientras se fortalece el consenso respecto a que la operación constituyó un éxito militar y un logro político sin precedentes para que el gobierno del presidente Barack Obama tenga un segundo término, empiezan a emerger voces críticas que se preguntan hasta

qué punto la misma se ajustó al derecho internacional.



En ese marco, juristas internacionales y ex gobernantes dijeron hoy que Estados Unidos cometió una clara violación de la ley internacional con su "ejecución" sin juicio previo de Bin Laden, a pesar de que para el presidente estadounidense y premio Nobel de la Paz, Barack Obama, su país hizo "justicia".



Ayer la Casa Blanca reveló que el islamista estaba desarmado cuando fue muerto por las tropas especiales, pero insinuó que no pudo capturarlo vivo porque él y otros de su entorno, que sí estaban armados, se resistieron, a contramano de lo afirmado por el

oficial del ejército paquistaní.



El ex jefe de gobierno de la Alemania Occidental Helmut Schmidt, por su parte, dijo a la televisión de su país que la operación fue "claramente una violación de la ley internacional".



El socialdemócrata Schmidt, de 92 años, dijo que, por otro lado, el asesinato podría tener "consecuencias incalculables en el mundo árabe" en coincidencia con una ola de revueltas pro-democráticas opuestas a la ideología del islamismo radical,

informó DPA.



También se mostró crítico el prestigioso abogado australiano de causas de derechos humanos, Geoffrey Robertson, quien estuvo a cargo de la investigación de la ONU de la guerra entre Hamas e Israel de 2009 y concluyó que ambos bandos cometieron crímenes de guerra.



"Eso no es justicia. Es una perversión del término. La justicia significa llevar a alguien ante la corte, hallarlo culpable en base a evidencias y sentenciarlo", dijo Robertson al canal de TV de la cadena pública australiana Australian Broadcasting Corp.



"Este hombre fue sometido a una ejecución sumaria, y lo que ahora emerge luego de una buena dosis de desinformación de la Casa Blanca, es que bien puede haber sido un asesinato a sangre fría", dijo Robertson en declaraciones desde Londres.



El abogado dijo que Bin Laden debería haber sido juzgado así como se juzgó a los nazis en Nüremberg luego de la Segunda Guerra Mundial o al ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic en la Haya por su responsabilidad en crímenes cometidos durante las guerras de desintegración de la ex Yugoslavia, tras su arresto en 2001.



"Lo último que (Bin Laden) quería era ir a juicio, ser condenado y terminar su vida en una prisión en el norte del estado de Nueva York. Lo que quería era exactamente lo que tuvo, ser baleado en el medio de la jihad y obtener un rápido pasaje al paraíso, y los estadounidenses se lo concedieron", agregó Robertson.



El especialista en derecho internacional holandés Gert-Jan Knoops dijo que Bin Laden debería haber sido detenido y extraditado a Estados Unidos.



"Los estadounidenses dicen que están en guerra con el terrorismo y que pueden eliminar a sus oponentes en el campo de batalla", dijo Knoops a medios locales. "Pero en un sentido estrictamente formal, este argumento no se sostiene", añadió.



El fiscal general estadounidense, Eric Holder, en tanto, justificó plenamente la operación contra Bin Laden y dijo que se trató de un acto de "autodefensa nacional".



Según Holder, quien compareció ante el Comité de Asuntos Jurídicos del Senado, si Bin Laden se hubiera rendido podría haber sido detenido y trasladado ante la justicia, pero nada indica que quisiera hacerlo, por lo que matarlo "fue lo apropiado".



Fuente: Telam