Jueves, 5 Mayo, 2011 - 07:05

En Chaco y Corrientes
Sobreviviente del Holocausto dará su testimonio de vida

En conmemoración del Día del Holocausto, este jueves 5 en Corrientes y el viernes 6 de mayo en la Facultad de Arquitectura de la UNNE Sara Rus brindará su testimonio de vida. Sara es sobreviviente por partida doble: a los campos de concentración y a la última dictadura militar. La vida la llevó al ghetto de Lodz, a transitar los campos de exterminio de Auschwitz, Bierkenau y Mauthausen, y a realizar trabajos forzados en la fábrica de aviones Fraia de Freiberg en Alemania. 

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Escapó al exterminio judío en la Europa ocupada y luego decidió radicarse en la Argentina. Su ingreso no fue nada fácil ya que en esa época estaba vedada la entrada de judíos al país. Debió soportar además la desaparición de un ser querido durante la última dictadura militar que gobernó la Argentina. 



Aún así, con todas las heridas que le dejó la vida, Sara eligió vivir y su experiencia la convirtió en una luchadora incansable de los derechos humanos, recibiendo en el 2008 el premio Azucena Villaflor que otorga el gobierno nacional y fue declarada ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en el 2010.



Su visita a Corrientes y Chaco está enmarcada justamente en la conmemoración del Día del Holocausto (Iom Hashoá), acto organizado por el Centro de Estudios de “Derechos Humanos, Genocidio y Holocausto” del Scholem Aleijem, y con el auspicio del Centro Hebraica Corrientes, la Asociación Israelita Latina, la Sociedad Cultural Scholem Aleijem y la Universidad Nacional del Nordeste.



Sara, quien estará acompañada por Nejama Schneid, Directora de Visitas Guiadas del Museo del Holocausto de Buenos Aires, brindará su testimonio el jueves 5 de mayo a las 21, en la Sociedad Cultural Israelita Scholem Aleijem, San Martín 1473 de la ciudad de Corrientes; y el viernes a las 10.30, lo hará en el aula 12 de la Facultad de Arquitectura de la UNNE, Av. Las Heras 727 de la ciudad de Resistencia.



Si bien es vasta la documentación e información que hay sobre la Segunda Guerra Mundial y las atrocidades cometidas durante el periodo que va de 1933 a 1945, los historiadores y docentes encuentran el punto máximo de transmisión de conocimientos en los testimonios de vida de aquellos que lo padecieron. 



Estos pueden ser escritos como el “Diario de Ana Frank”, que luego fuera publicado en forma de libro por su padre que se dedicó a llevar su prueba de vida a cientos de países; o los documentos fílmicos llevados a cabo por la fundación Spielberg donde el famoso cineasta luego de su experiencia como director en la película “La Lista de Schindler” documentó los testimonios de miles de personas en todo el mundo (incluida la Argentina) para que estos se perpetúen en el tiempo. Y también están los testimonios orales, como los de Sara, narrados en primera persona, en los cuales un sobreviviente relata su experiencia. 



Estos últimos constituyen situaciones únicas, ya que las posibilidades de escuchar la historia personal de un sobreviviente en Argentina y en esta región son cada vez más escasas por el transcurso natural de la vida: los sobrevivientes promedian los 80 años. 



La historia de Sara no sólo nos remonta a las décadas del 30 y 40 en la Europa ocupada sino también a la más cercana década del 70, cuando su vida transcurrió en nuestro país. Su historia, por lo tanto, es parte de nuestra historia.