Martes, 3 Mayo, 2011 - 11:11

La Justicia dará a conocer la sentencia del juicio por el asesinato al gendarme en 2009

Este martes, a las 12, en el primer piso de las Cámaras del Crimen se dictará sentencia a los imputados Jorge Pereyra y Lucas Fernández, por el homicidio del gendarme Aníbal Odilón Duré durante un intento de robo ocurrido el 11 de enero de 2009. La fiscalía pide 25 años, la querella cadena perpetua y la defensa solicitó la nulidad de pruebas y absolución. Los jueces que entienden en la causa son, Alejandro Parmentler, Zulma Graciela Chavarría, y Glenda Laura Vidarte.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El tribunal a cargo de la causa procederá este martes a la lectura de la sentencia en las Cámaras del Crimen ubicadas en Juan B. Justo y San Martín en Resistencia. En el caso hay dos implicados, Jorge Daniel Pereyra y Lucas Ezequiel Fernández, el cual tenía 16 años al momento del hecho, ocurrido hace dos años.



El caso que analiza la justicia en esta instancia es el de “homicidio en ocasión de robo”, delito al que le ley prevé de 10 a 25 años, por el cuál hay dos imputados. Desde el punto de vista personal de la abogada a cargo de la defensa de la familia de Duré es Nora Rey, el caso se ha llevado sin mayores problemas. 



CÓMO HABRÍAN OCURRIDO LOS HECHOS

Fuentes judiciales habían informado en su momento que según se determinó en la investigación los hechos se sucedieron alrededor de las 22.30 del 19 de enero del año pasado, en calle Navarro 25, cuando Laura Insaurralde y Ema Maldonado fueron abordadas por los imputados, quienes a punta de revolver les exigían la entrega de la motocicleta en la cual se movilizaban. Mientras Fernández y Maldonado forcejeaban por el control del rodado, ésta acelera provocando que al citado se le caiga el arma de las manos.



En ese momento las denunciantes observaron que Duré, quien había asistido al lugar corriendo desde la avenida 9 de Julio comienza a forcejear con los imputados, dándoles la oportunidad de alejarse corriendo del lugar. Es en ese momento que oyeron tres disparos y al darse vuelta observaron como los imputados huían del lugar a bordo de la moto, que se vieron obligados a abandonar cuando Maldonado activó la alarma. 



Duré falleció horas después a raíz de las heridas que le provocaron los disparos en el tórax y el epigástrico.