Domingo, 1 Mayo, 2011 - 10:30

En el Día Internacional del Trabajo
Bogado valoró su propia militancia sindical como base para su rol actual

La ministra de Desarrollo Social, Beatriz Bogado, valoró la etapa de su militancia sindical como trabajadora estatal, situación que eventualmente le permitió ocupar un espacio político como es la conducción de la cartera social. Sostuvo que desde el nuevo cargo pudo incidir, desde el Estado, en la situación de los trabajadores y los intereses por los que luchó a lo largo de su vida.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


A través de un comunicado del ministerio de Desarrollo Social, aseguran que “En términos políticos, Bogado se incorporó al Partido Justicialista, entendiendo que el peronismo tiene un profundo sentido para la sociedad argentina”.



“Por otra parte, -sostienen-, destacó el rol de los trabajadores, que gracias al proyecto político actual se incorporan como una columna importante, aliada y estratégica para la transformación del estado, dando lugar a la construcción de una sociedad trabajadora igualitaria, basada en la soberanía política, la independencia económica y la justicia social. Esto permitió a los trabajadores que el estado tenga la capacidad de intervención que proporciona bienestar y da lugar a la inclusión social, la promoción humana y la retribución de la riqueza”.



El texto refiere que la funcionaria “señaló la situación que hoy se vive en la provincia, basada en un modelo que tiene que ver con la transformación, el crecimiento, el afianzamiento y la inversión al instalar nuevas industrias lo que da lugar a una mayor generación de empleos genuinos”.



Finalmente, indica que “la ministra expresó sus deseos de que la clase trabajadora tenga una perspectiva de futuro y esperanza para mejorar sus condiciones de vida, afianzando la familia que es el núcleo primario de las redes sociales comunitarias, permitiendo una mayor participación en la sociedad.
Exhortó a los trabajadores para que:” en este día tan especial, realicen un balance de las conquistas y las pongan en la dimensión política, donde se tomarán decisiones, no solamente de considerarlas sino de luchar por ellas”.