Sábado, 30 Abril, 2011 - 20:06

Con empleo genuino Desarrollo Social celebra el día del trabajador

Entre las diversas líneas de acción de la cartera de Desarrollo Social para la creación de puestos de trabajo se generaron cerca 3.000 puestos de trabajo e igual número con la formación de cooperativas. “La mejor política social es aquella que genera inclusión a través del empleo”, subrayó la ministra Beatriz Bogado.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Uno de los objetivos del Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos es la elaboración y aplicación de políticas que garanticen mejorar el estándar de vida de la población. Así se implementan distintas líneas de acción para la creación de puestos de trabajo genuinos, entendiendo al empleo digno como sinónimo de dignificación y ordenador social.



A partir de esta concepción y en la víspera de celebrarse el Día del Trabajador, la cartera social recuerda la fecha como una jornada bisagra por lo que significaba Desarrollo Social en el imaginario colectivo hasta diciembre de 2007 y lo que representa en la actualidad para la construcción de un Estado presente.



“Este Gobierno tomó la definición política de transformar lo que antes era una Secretaría en un Ministerio y con ello cambiar el paradigma de sus funciones, que implica pasar de un organismo que era un botín político del gobierno de turno para convertirse en promotor del desarrollo humano a través de la creación de puestos de trabajo”, indicó la máxima responsable de la cartera social, Beatriz Bogado.



En esa línea, la funcionaria resaltó que mediante diversos programas, el Ministerio que conduce creó 6.000 empleos genuinos: 3.000 mediante la conformación de cooperativas del programa Construyendo Chaco, e igual cifra a través de la economía solidaria con microcréditos, el plan Manos a la Obra o el programa Compromiso.



LAS LÍNEAS DE ACCIÓN



El programa Construyendo Chaco está dividido en siete módulos, los cuales implican: el adoquinado de 90 cuadras; el mantenimiento y refacción de 72 edificios públicos, entre los que se encuentran establecimientos escolares, de salud, hogares de adultos mayores y atención a la infancia; pintura de 84 edificios públicos; construcción de veredas y bicisendas; saneamiento ambiental; mantenimiento y parquizado de banquinas; y pintura en la vía pública. Los trabajadores cuentan con un salario en blanco, lo cual implica aportes jubilatorios, obra social, seguro y uniformes.



En tanto, desde la Subsecretaría de Desarrollo y Economía Social, que conduce Sergio Soto, se ponen en práctica tres líneas de acción: los programas Microcréditos, Herramientas para la Inclusión, Compromiso y el plan Manos a la Obra.



El programa Microcréditos consiste en el préstamo de pequeñas sumas de dinero por intermedio de organizaciones ejecutoras a emprendedores de la economía social que conformen grupos asociativos de, por lo menos, tres personas. En la actualidad y a menos de un año de inicio de la operatoria, el programa funciona con nueve organizaciones ejecutoras (pescadores, artesanos, pequeños productores, oficios varios). El volumen total de la inversión hará circular 1,9 millón de pesos y alcanza a 500 emprendimientos.



Por otra parte, “Herramientas para la Inclusión Social” se organizó en torno de la idea de propiciar el desarrollo de oficios básicos y saberes populares. En su primera etapa incluye una inversión de 1,2 millón de pesos para proveer de juegos de herramientas básicas, electricidad, costura familiar y costura industrial, carpintería, rotisería, armado de bloques de cemento, ladrillería, herrería, albañilería, horticultura, desmalezamiento y jardinería.



La propuesta del Programa Compromiso se basa en conformar pequeños grupos asociativos, de tres personas como mínimo, que impulsen el desarrollo social creando pequeñas unidades productivas, asociativas comerciales, que luego de pasar por un proceso de selección, capacitación y adecuación de sus proyectos puedan acceder al otorgamiento de un Crédito Social Solidario (Credisol), recibiendo el componente equipamiento en comodato de uso.



Por su parte, el Plan Manos a la Obra contempla el apoyo económico y financiero a emprendimientos y encadenamientos productivos, servicios de apoyo a la producción y a la comercialización. Se destina prioritariamente a personas, familias y grupos en situación de pobreza, desocupación y/o vulnerabilidad social para conformar experiencias socioproductivas.