Viernes, 29 Abril, 2011 - 21:18

El caso que conmovió a Corrientes: padre e hija baleados en un asalto fallido, la chica murió

Sucedió anoche y sacudió a la sociedad correntina por la violencia y el dramatismo de los hechos. Marcelo Silva, un comerciante de 38 años, iba con su hija Florencia, de 18, hacia su domicilio tras una reunión de trabajo cuando fue abordado por una pareja de delincuentes armados que buscaban una recaudación de más de $60 millones. El dato que manejaban los asaltantes era cierto ya que uno de ellos habría sido justamente una empleada de Silva. Pero como él ya no tenía el dinero encima, la mujer disparó a mansalva impactando en el padre y su hija. Tras la huida de los agresores, Silva malherido manejó hasta el hospital e ingresó con su hija en brazos. Más tarde, Florencia fue declarada clínicamente muerta y su padre está estable en terapia intensiva.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Anoche, luego de concluir una reunión con su equipo de promotoras, Marcelo Silva, dedicado a la venta de cosméticos, se llevó consigo en un maletín una recaudación de entre $60 y 80 mil pesos. Iba acompañado por su hija de 18 años, Florencia, y dos promotoras a quienes ofreció llevar a sus domicilios.



Silva dejó a sus dos empleadas en sus casas y luego llevó el maletín a un lugar de seguridad. Fue en el trayecto final, cuando se dirigía con su hija a su domicilio particular, cuando lo interceptó una moto. La manejaba un joven que iba acompañado presumiblemente de Nadia Pértile de 26 años; una de las promotoras a las que Silva había arrimado a su casa momentos antes. 



Habría sido ella quien efectuó los disparos en la cabeza, tanto al padre como a la hija. Florencia recibió un impacto en el mentón y otro en una ceja, que fue el que comprometió su situación. Pértile buscaba el dinero, pero no sabía que el hombre lo había dejado en un lugar seguro después de dejarla a ella en su domicilio. Al no hallar el dinero, escapó junto a su cómplice.



Silva, a pesar de la lesión en su cabeza, permanecía conciente. Así, manejó hasta el Hospital Escuela, donde llegó con su hija en brazos, la entregó a los médicos y se desmayó. Esta mañana, Florencia Silva fue declarada clínicamente muerta, según confirmó el jefe de emergencias del Hospital. Su padre está estable en terapia intensiva, después de haber sido intervenido quirúrgicamente.