Jueves, 28 Abril, 2011 - 13:57

Correo de nuestros lectores
Todos tenemos que limpiar la ciudad

Ante el festejo patrio se están arreglando las calles, la plaza 25 de mayo, para recibir a la Presidente. Un ejército de gente se mueve entre escombros y cañerías tratando de terminar los arreglos. Cuando queremos recibir a alguien importante en nuestra casa, nos damos cuenta de que siempre faltan detalles, y que los que viven en ella deberían acompañar para se pueda lucir todo el esfuerzo y “ se note”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Así pasa en Resistencia: están los que arreglan, los que limpian, los que mejoran y los que inauguran. Pero también siguen estando los que ensucian, rompen, desarreglan irresponsables, los que obstaculizan de una manera u otra ,un infantilismo difícil de entender.



Las tareas siempre deben estar distribuidas, porque el “encimamiento” hace que “todos quieran hacer todo” pudiendo poco o nada. Cada obrero, tiene un rol, cada cuadra una necesidad, y cada manzana sus habitantes. Y todos son responsables, bajo la vista de un coordinador.



Ahora el tiempo urge, es mucho lo que hay que hacer, y se hará a máxima velocidad, estimulados por una visita. La limpieza no tiene color político, le cabe la capacidad de ordenar, y exigir que también la cuiden. Una cuadrilla de mil o más no podrán contra quienes no tienen hábitos de higiene.



Quizás habría que hacer una convocatoria a todas las barriadas y simplemente organizarlos, puede sea una oportunidad de cambiar la cara y la modalidad de aquí en más. “Del no me importa” a “cuiden nuestro lugar”, tal como se encara cuando azota el dengue u otra epidemia. Es una cuestión de hábito, de rutina, a veces es necesario “dar una orden”: la de limpiar, y facilitar los elementos, como camiones recolectores, contenedores, máquinas que son las “mega herramientas” que el vecino pueda contar.



Debemos reconocer que no existe “ conciencia urbana” de tener las veredas y las calles limpias, en una actitud que lo tiene que hacer “otro”: el municipio,•” por eso pagamos” Es cierto, a ellos les compete , pero la ciudad es de todos, cada uno ocupa un espacio que sin la colaboración ciudadana , y de algún vecino con fuerza de lider que anime a los que lo rodean a cambiar el hábito de dejadez, no habrá esfuerzo que logre mostrar que Resistencia es hermosa..



Pareciera que recién nos damos cuenta cuanto molesta la suciedad cuando alguien de investidura vendrá.



No la esperemos a la Presidente, comencemos ya, por nosotros. En vez de vergüenza sentiremos orgullo de una Resistencia que tiene identidad: pasa, observe y verá. Mostremos lo mejor, y mejoremos lo que falta. 



(*) [email protected]