Domingo, 24 Abril, 2011 - 20:54

"No se garantiza ningún derecho con la inacción"

En virtud de la convocatoria recibida por parte del MECCYT, a fin de tratar el lunes 25 las condiciones laborales en el proceso de implementación de la nueva ley de educación, este sindicato volverá a plantear el proceso lógico a llevarse a cabo en esta transición para el movimiento del personal docente de una estructura a otra.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Reclamará en primer lugar por la falta de indicaciones precisas respecto de las líneas administrativas y pedagógicas que deberían tenerse en cuenta para la inserción del 7mo. Año- primer año del Tercer Ciclo de la EGB- en el marco de la unidad educativa de 7 años creada por la nueva ley de educación.



Sabido es que al ser el 7mo. Año parte de un ciclo y que éste contaba con un plan de estudios, con cargas horarias definidas de las diferentes asignaturas o espacios curriculares que correspondían a ese ciclo, lo que marca que en las actuales circunstancias se deberían orientar las acciones de acuerdo al marco pedagógico definido para la nueva estructura, contexto ineludible para la correcta reubicación del personal.



Puntualmente, con respecto al personal que se desempeñaba en el 7mo. año, en prácticamente toda la provincia se ha hecho una “relocalización” de cargos y horas, dejando al personal en el aire, sin ningún sustento legal que los cubra en la nueva situación; en algunos casos, como no hay directivas, algunos soportan la violencia moral de cumplir horarios sin hacer nada en la escuela en que se venían desempeñando y otros corren el riesgo de trabajar en una diferente sin el instrumento legal que lo avale. Y ello por la sencilla razón de que nadie dispone que se pongan en práctica los mecanismos administrativos previstos para estos casos, como las reubicaciones transitorias, dando así comienzo al proceso de transición y hasta la reubicación definitiva.



En este panorama de dejar fluir las cosas sin tomar intervención, no todos tuvieron la oportunidad de hacer las opciones, y en el caso de aquellos maestros que han optado por el cargo de Maestro de Grado Común es totalmente incierto cuando podrán cobrar de acuerdo al nuevo nomenclador.



Esta indefinición, que atenta contra los derechos del trabajador que debe ser reubicado, debe terminar, para bien del personal, de la organización de las instituciones escolares y de los niños y jóvenes que en muchos casos ven retaceada su educación por la incompetencia y desidia de las autoridades responsables, que divagan con la titularización como si este beneficio que se traduce en un cambio de situación de revista de algunos docentes se contrapusiera a la reubicación, o como divagan algunos “gremialistas” con supuestas incompatibilidades que no existen, porque el cargo de maestro de grado, con más o con menos puntos, siempre es cargo, lo que habilita a la acumulación de horas permitida por la legislación en vigencia.



Sabido es que el caso de los docentes de 7mo año es lo menos conflictivo en este cambio de estructuras, pues la gran mayoría es titular en el cargo de Maestro de Grado Común.



Y aquí cabe la pregunta a la altura del año en que estamos, con ese discurso fundamentalista de la necesidad que se realice los movimientos en forma definitiva, ¿en qué espacio reubicarán definitivamente a los docentes de una asignatura de un Colegio Polimodal que desaparece como sería el caso de aquellas modalidades que no están previstas hoy? ¿Es que piensan dejarlos en la calle? O es que debemos navegar en reubicaciones transitorias por un tiempo hasta definir todo lo que falta, como planes de estudio, diseños curriculares, cargas horaria, etc, es decir una transición, como según algunos que se autoproclaman autores de los articulados de la Ley de Educación, que habla precisamente de un período de transición, lo deberían entender sobradamente. En realidad son situaciones que sabemos se presentarán en lo que debe entenderse como un proceso, es por ello que hoy, los que siempre estuvimos con los docentes y conocemos del sistema, reclamamos se hagan operativas las garantías respecto de las condiciones de trabajo ya fijadas por ley.



(*) Secretario General SITECH SUDESTE