Jueves, 21 Abril, 2011 - 09:35

Corrientes: Un matrimonio se prendió fuego luego de discutir

Ocurrió el miércoles a la madrugada en una vivienda de la localidad correntina ubicada en Mendoza al Sur. César Alegre, de 42 años, se roció con combustible y se incendió. Su esposa quiso impedirlo y también sufrió graves quemaduras. Los dos están internados en el Hospital Escuela. El hombre tiene el 50% del cuerpo quemado y su estado es crítico.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




Los festejos por San Expedito en una vivienda de la capital correntina tuvieron un trágico final. Luego de bailar y compartir bebidas alcohólicas, un matrimonio tuvo una fuerte discusión. El hombre se roció con combustible y se prendió fuego. Su esposa quiso impedirlo y también resultó con graves quemaduras en el cuerpo.



Según informaron fuentes policiales las víctimas fueron identificadas como César Alegre, de 42 años y Laura González, de 32. Ambos permanecen internados en el Hospital Escuela. Tienen 9 hijos que se encuentran al cuidado de un familiar.



El director de Emergencia Sanitaria del Hospital Escuela, Gustavo Imbelloni, dio a conocer el estado en que se encuentran los heridos. “El hombre es el más delicado con quemaduras en el rostro, cuello y tórax. Tiene un 50% del cuerpo quemado, pero habría que verlo bien, con una curación para definir el porcentaje de quemadura importante. Está en terapia intensiva y su estado es crítico. Peligra su vida por la lesión en la vía aérea por la inhalación del humo”, señaló.



Al hacer referencia a González explicó que, “la señora tiene quemaduras en cuello, en la parte anterior del tórax. En su caso el porcentaje de herida es de menor cantidad”. No se descarta que en las próximas horas, Alegre sea trasladado a Buenos Aires para una mejor atención.



De acuerdo a las primeras investigaciones, el curioso episodio se registró ayer a la madrugada en una vivienda ubicada por la calle Mendoza al Sur, en el barrio 3 de Abril donde residen César Alegre (42) y Laura González (32), con sus nueve hijos. Devotos de San Expedito organizaron un festejo en la casa del que también participaron vecinos. Alrededor de las 5 de la madrugada cuando el matrimonio se quedó solo luego de compartir una cena en la que posteriormente hubo baile e ingesta de bebidas, se desató una fuerte discusión.



Por causas que se tratan de establecer, Alegre se roció combustible y se incendió a lo bonzo. Su mujer quiso frenar el accionar y también fue atrapada por las llamas fuego. En segundos se vieron envueltos en fuego y fueron auxiliados por sus hijos. Los vecinos los ayudaron y ambos fueron trasladados al Hospital Escuela donde permanecen internados. Alegre está en la sala de terapia intensiva y su vida corre peligro.



REPERCUSIONES 



Un vecino de la zona, realizó declaraciones radiales y se mostró sorprendido por la noticia. “Estábamos en la casa de mi vecino festejando con mi mujer, también estaba Alegre y su pareja escuchando música y bailando. Nosotros nos quedamos hasta aproximadamente las 4,30. Cuando me enteré del accidente no lo podía creer”.



“Al parecer se produjo una discusión entre ellos y se empezaron a arrojar nafta, eso fue lo que provocó las graves quemaduras”, dijo preocupado el vecino que esperaba el parte médico del matrimonio en la sala de emergencias.



Del caso que causó gran conmoción en la mañana de ayer, también habló un familiar. “Nadie sabe qué pasó. La relación entre ellos era normal, tenían las discusiones que podría tener cualquier pareja. No encontramos explicación a lo que pasó”, dijo la hermana de Alegre que quedó al cuidado de los nueve hijos de los heridos. Según la mujer, “se habrían rociado con el combustible de la moto. Es raro que la reunión haya terminado mal. Solían juntarse, pero sin problemas”, agregó.


Fuente: 
Diario El Litoral