Miércoles, 20 Abril, 2011 - 18:38

La justicia condenó a Callejeros y redujo la pena a Chabán

La Cámara de Casación Penal condenó hoy a la banda Callejeros por el incendio en Cromañón, que provocó 193 muertos, atenuó la responsabilidad que tuvo en el hecho el ex gerenciador del boliche, Omar Chabán y le ordenó al tribunal oral que los juzgó que imponga las penas a cumplir. Además, se halló responsables del siniestro y se impuso un delito más grave a tres ex funcionarios del Gobierno porteño encargados de controlar el boliche y a Raúl Villarreal, ex mano derecha de Chabán.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Con esta decisión de la sala III, todos los condenados por la tragedia por causas no naturales más grande ocurrida en la Argentina seguirán en libertad y la pena máxima a aplicar será de 11 años de prisión, explicaron fuentes judiciales.



En el mismo fallo, los camaristas Liliana Catucci, Angela Ledesma y Eduardo Riggi ordenaron liberar la calle Bartolomé Mitre al 3000 del barrio de Once, donde desde el 30 de diciembre de 2004 se levanta un santuario que recuerda a las víctimas y el tránsito está interrumpido.



Poco antes de conocerse la resolución, hubo incidentes en la sala de audiencias, debido a que no se permitía el ingreso de los familiares de las víctimas y se pretendía que escucharan el fallo a través de una pantalla, en otro lugar del edificio, lo cual generó gritos a los jueces y la rotura de vidrios.



Tras el fallo, la mayoría de los padres se mostró conforme, ya que se logró una condena contra Callejeros y los ex funcionarios porteños, pero pidieron "celeridad" al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24, que ahora debe imponer las nuevas penas.



Según la resolución, de 1.250 carillas, el líder de Callejeros, Patricio Santos Fontanet; el bajista, Christian Torrejón; el baterista, Eduardo Vázquez; el guitarrista, Elio Delgado; el saxofonista, Juan Carbone; el ex guitarrista, Maximiliano Djerfy y el escenógrafo, Daniel Cardell fueron culpables del incendio.



Cattuci y Ledesma consideraron por mayoría que no hubo "intención" por parte de los músicos, por lo que los condenaron como partícipes necesarios de "incendio culposo seguido de muerte en concurso real con el delito de cohecho activo", es decir pagar coimas para que el boliche no fuera controlado.



Todos los músicos habían sido absueltos durante el juicio oral que terminó en agosto de 2009, pero ahora podrían recibir penas de hasta 11 años sumando ambos delitos.



En el caso de Chabán, el TOC 24 lo había condenado por incendio doloso (intencional) seguido de muerte en concurso real con cohecho activo, y le había impuesto una pena de 20 años, pero ahora Casación consideró que tampoco tuvo intención y mantuvo la acusación de pago de coimas.



Esto implicará, al igual que Callejeros, una pena máxima de 11 años, de los cuales 3 ya tiene cumplidos en forma efectiva.



Respecto de la ex secretaria de Control Comunal del Gobierno porteño, Fabiana Fiszbin, y sus segundos, Ana María Fernández, y Gustavo Torres, fueron hallados responsables de una figura más grave: "omisión de los deberes de funcionario público en concurso real con incendio culposo seguido de muerte".



En el juicio oral, las ex funcionarias habían sido condenadas a sólo dos años de cárcel por el primero de los delitos, en tanto que Torres había sido absuelto.



También fueron condenados por "incendio culposo seguido de muerte en concurso real con cohecho activo", Diego Argañaraz (ex manager del Grupo Callejeros) y el ex subcomisario Carlos Díaz (ex segundo jefe de la seccional 7ma.), aunque éste último por cobrar las coimas.



Ambos fueron beneficiados, ya que el TOC 24 les había aplicado una pena de 18 años de prisión.



Al conocer el fallo, el fiscal ante Casación, Raúl Plée, consideró que con la sentencia "se terminó la impunidad de Callejeros", aunque manifestó sus diferencias por la calificación culposa que fue aplicada.



El abogado querellante José Iglesias, que reúne a la mayoría de los familiares, dijo que "es la primera vez en la historia judicial argentina que un funcionario es condenado por incendio seguido de muerte", a pesar de que hubo varios hechos en los que había autoridades responsables.



"Me parece que es una sentencia que vio los hechos que vimos nosotros en el juicio oral, distintos, pero los vio. En cambio, el tribunal oral no vio los hechos", consideró Iglesias, cuyo hijo Pedro murió en la tragedia.



Patricio Poplavsky, que representa a otros familiares, remarcó que "que haya quedado demostrado que todos los imputados tienen responsabilidad penal es justo, y representa todo por lo que tanto se luchó: que todos los responsables estén con sentencia" En tanto, la defensa de Chabán adelantó que apelará ante la Corte Suprema de Justicia, pese a que fue beneficiado con la resolución.



"Los responsables del incendio son los tres chicos que tiraron las bengalas y el cohecho es un invento, ya que nunca se pagaron coimas", argumentó el abogado Vicente D`Attoli.



Fuente: Telam