Miércoles, 6 Abril, 2011 - 12:30

Denuncian intromisión de la Provincia en el municipio saenzpeñense

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Públicamente, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Sáenz Peña, Oscar Dudik, denunció un hecho que catalogó como una “flagrante intromisión en la autonomía del municipio” por parte de la Provincia. El funcionario se basó en las declaraciones de los vecinos y hasta tomó fotos como prueba de esta presunta violación. Además, relacionó el suceso con el candidato a intendente Antonio Morante.



El funcionario manifestó que “en el día de la fecha se ha podido constatar que una máquina retroexcavadora, perteneciente a Vialidad Provincial, se encuentra realizando trabajos en el barrio Sarmiento de esta ciudad, sin conocimiento y autorización alguna por parte del municipio”.



“A raíz de ello, se ha consultado a los vecinos del lugar, quienes informaron que se trata de una máquina que fue enviada al lugar por un funcionario de Vialidad Provincial de esta ciudad, de apellido Glock, integrante de unas de las líneas políticas del Partido Justicialista que encabeza Antonio Morante como candidato a intendente”, dijo.



“En consecuencia y atento a lo precedentemente expuesto, la Municipalidad, por mi intermedio, denuncia públicamente esta flagrante intromisión en la autonomía del Municipio, que de ninguna manera se puede tolerar”, señaló.



“Al respecto, nos hacemos eco, de las palabras del Gobernador de la Provincia, quién públicamente manifestó que no iba a permitir que se utilicen elementos y maquinarias de organismos provinciales para actos de proselitismo político”, recordó.



“Y al mismo tiempo, una vez más, aclaramos que la Municipalidad de Sáenz Peña no tiene ningún inconveniente en recibir la colaboración del Gobierno de la provincia para efectuar acciones conjuntas, que redunden en el beneficio de toda la población, pero se debe hacer en un marco puramente institucional de mutuo respeto entre el Estado provincial y el Estado municipal”, finalizó Dudik.