Domingo, 13 Marzo, 2011 - 21:04

Correo de nuestros lectores
¿Se le da verdadero valor a la Educación?

Desde que el niño nace, la familia es el núcleo central de su evolución cognoscitiva.Ya que fomentará su carácter y conducta en cada etapa del proceso de desarrollo. Al aprender los primeros pasos, está recibiendo las primeras señales que en forma ampliada o difusa codificaran su ser.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Esa información recepcionada ya sea en forma espontánea o intencionada será la base que luego exteriorizará en su entorno más inmediatos, retosando con los juegos .Así se irá fomentándo con la socialización, un enriquecimiento a los valores domésticos que desarrolló primigeniamente en su familia.Pero, que al llegar a la escuela, hará exteriorizar sus hábitos y costumbres que lo identificará como un sujeto enriquecido o carente de experiencias, de emociones o conocimientos internos.



Educarse exige constancia ,paciencia,sacrificio,abnegación ,solidaridad y esmero.Y gran parte de esa motivación a su continuidad depende de la familia ,motor generador de todos los valores del que está impregnado el ser humano. Porque cuando la falta de autoridad en los padres o tutores, la aptitud permisiva y una conducta que raya en la irresponsabilidad generará en el niño/a y en el joven el abandono a sus deberes de estudiantes, retroalimentándose en forma gradual por "las malas influencias" de amistades poco beneficiosas,que los conducirán peligrosamente hacia la vagancia.Con la consabida precipitación al vicios en sus distintas desviaciones y a las conductas delictivas. Esto trae como resultado la imagen de adolescentes con vidas malogradas, que llenan las estadísticas sociales por conductas vacías de valores, carcomidos por la drogas, el alcohol y la promiscuidad sexual.



Por lo que la "constancia en el estudio" es una virtud, que los impulsa a la superación constante. Es lo que hace que no sientan dolor al fracaso, ni debilidad ante los obstáculos.Porque en esa búsqueda constante al

conocimiento no hay imposibles, donde se pueden traspasar los sólidos muros del saber, cuando se desea aprender.Porque es allí donde la libertad es plena.



Por ello, la familia debe ser la guía en el desarrollo personal de los hijos, velando siempre por su conducta y educación.Ya que esta es la herencia más valiosa que perdura toda la vida. Es progresiva, y todo dependerá del valor que a ella se le dio en el hogar, durante la infancia y juventud,para que luego sea alimentada y enriquecida posteriormente. Recordemos que son los padres y abuelos los mentores que transmitirá a ese niño/a y joven los valores morales, las convicciones básicas de la vida ,como los preceptos espirituales y religiosos. Esto será el ropaje que los abrigará como personas en el desarrollo hacia un ser adulto. Siendo el timón que conducirá sus acciones. Conforme a su conciencia activa y recta y según los lineamientos amasados en su crecimiento ,encontrará el justo equilibrio que los guiará por el buen camino. Con la ejecución del libre albedrío y siendo responsable de sus actos y consientes de sus fallas y debilidades.



La escuela es solo el soporte enciclopédico de conocimientos académicos, desarrollados a lo largo de los dos ciclos:primario y secundario según sus materias. Y los docentes son complementos solidarios a la educación recibida en casa ,que procreará cognocitivamente a la riquezas de virtudes y valores, capacidades y tecnicismos.



Según un informe del Instituto Di Tella ,en Argentina,solo el 43% de los que están cursando el ciclo secundario terminan sus estudios. Y solo el 14% alcanzan a diplomarse en una carrera de grado universitaria.



Cuando era adolescente, los padres y profesores decían que había que estudiar, hacerse de una carrera universitaria para acceder con más facilidad al mercado laboral y tener mejores salarios. Cumplí sus concejos. Sin embargo mirando la realidad me pregunto ¿Socialmente ,tiene valor la educación? Si cuando vas a buscar trabajo, con un impecable currículum te hacen a un lado porque "estás demasiado calificada" , y luego toman al que apenas terminó la secundaria, con rudimentarios conocimientos en informática ( o no saben ni encender una PC) ,que escriben con horrores ortográficos, y si le hablas rápido o con un léxico académico, no te entienden.Carantoña buena presencia, y no tiene buenos modales.Entonces desde esa perspectiva preguntas ¿Para que estudiar sino valoran la capacidad y el conocimientos aquellos que ofrecen empleos? Esto en el área privada ,ni hablar en la administración pública.



O argumentan, que se tienen los conocimientos teóricos académicamente profesionales,pero falta la experiencia,que a veces los tienen quienes carecen de estudios, pero portan la joya de la juventud. Cuando no se dan cuenta, los potenciales empleadores,que alguien diplomado profesionalmente le es muy fácil compatibilizar la mochila de conocimientos teóricos con la practica .Ya que la manejará más habilmente por su capacidad adquirida con los años de estudios.



Quizás esto también influye como mensaje negativo hacia los jóvenes que abandonan el secundario porque ven,ante la realidad circulante, que no cotizan en el mercado laboral tanto título,aunque parezca una paradoja.Y si tomamos como ejemplo la televisión ,que vende la imagen de facilismo,el populismo mediatico, el desnudo , la provocación y los escándalos de alcoba como sinónimo de éxito.Flaco favor se le hace luego al padre que quiere inculcarle a los hijos, que el estudio y el esfuerzo es la mejor garantía a un próspero futuro.



Ahora ¿que pasa con esos jóvenes que abandonan la escuela ,pero que tampoco trabajan? . Quizás fueron alimentados por sus padres con mensajes vacíos de contenidos,donde había carencia de virtudes morales, ausencia de autoridad, negligencia en la responsabilidad, falta de control, y oídos sordos a la ordenes impuestas.



Quizás la imagen que reflejaban los padres fue dibujada con la perspectiva del conformismo,la autodesvalorización,la mezquindad hacia su propio desarrollo, la falta de motivación,el embrutecimiento progresivo.Que lo conducirá a un futuro de marginación,viviendo de "changas" ,en el abandono Y quizás la crueldad del destino, los encuentre un día mirando pasar la vida consumido por el vicio ,o tras las rejas prisionero de su propia desdicha.



(*) Abogada