Domingo, 13 Marzo, 2011 - 18:38

Como el test de alcoholemia le dio positivo, se quiso fugar en su Toyota Hilux

En uno de los controles que se realizan habitualmente en la avenida Sarmiento, esta madrugada un conductor fue hallado con un nivel alto de alcohol en sangre, de manera tal que no podía seguir manejando. El hombre primero se bajó del vehículo sin ofrecer resistencia, pero cuando vio que se iban a llevar su vehículo, se subió de improviso y salió velozmente a la fuga, “poniendo en riesgo su vida y la de terceros”, señalaron fuentes municipales. Quiso cruzar a Corrientes pero fue detenido en el control caminero.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Lo que obligó a la intervención policial fue la violenta reacción de un conductor mayor de edad que circulaba en una camioneta Toyota Hilux azul, quien fue hallado con un alto grado de alcohol que le imposibilitaba seguir manejando. Este procedimiento fue realizado sobre avenida Sarmiento este domingo a las 5 y el hombre, oriundo de la ciudad correntina de Mercedes, aceptó su error y se bajó del rodado sin presentar inconvenientes.



Los inspectores municipales colocaron las fajas de seguridad por las puertas y el capot de la camioneta y cuando se disponían a trasladarlo al corralón municipal, imprevistamente el hombre subió a su Toyota, encendió el motor y velozmente se dio a la fuga poniendo en riesgo su vida y la de terceros.



El correntino tomó la autovía Nicolás Avellaneda con dirección al puente interprovincial pero su intento de fuga llegó a fin cuando fue detenido en el puesto de control caminero poco después de la rotonda que linda con la avenida San Martín de Barranqueras.



Debió actuar personal de la seccional Primera de Barranqueras que procedió a la aprehensión del sujeto y el secuestro de la Toyota Hilux.





CONTROLES DURANTE EL FIN DE SEMANA



Durante el fin de semana se inspeccionaron 1856 vehículos en las esquinas de avenida 9 de Julio y José María Paz, Belgrano y Perón y Sarmiento al 2800 y el operativo municipal contó con el acompañamiento de la Policía del Chaco y de la Asociación «Padres en la Ruta».



Desde la Subsecretaría de Tránsito se informó que se detectaron 30 casos de alcoholemia positiva, debiendo secuestrarse 11 automóviles y 29 motocicletas. Además se labraron 53 actas por distintos tipos de infracciones que van desde falta de documentación del rodado o el conductor, circular sin cascos o superando la capacidad máxima en el caso de motos, ruidos molestos a través de escapes libres o falta de luces, entre otros.