Sábado, 12 Marzo, 2011 - 20:41

Unas 200 mil personas evacuadas
Japón: aumenta el temor ante una nueva falla en la planta nuclear

La Agencia Internacional de Energía Atómica confirmó que el reactor 3 de Fukushima perdió su sistema de refrigeración por lo que hay peligro de explosión. Unas 200 mil personas fueron evacuadas de sus inmediaciones y se cree que al menos 160 fueron expuestas a la fuga tóxica. Estados Unidos enviará a dos expertos.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El gobierno de Japón informó a la AIEA que los niveles de radiación en las inmediaciones de la central de Fukushima descendieron en las últimas horas. No obstante, se mantiene el perímetro de seguridad de 20 kilómetros a la redonda.



También se conoció que la explosión se produjo fuera de la vasija nuclear y que ya se inició la inyección de agua de mar para restaurar los niveles de refrigeración.



La Organización Mundial de la Salud (OMS), en tanto, llevó tranquilidad a la población al asegurar que el riesgo para la salud pública parece ser "bastante bajo". Igualmente la red de expertos médicos del organismo estaba lista para ayudar en caso de que sea necesaro. "Entendemos que la radiación que se ha escapado de la planta es muy pequeña en cantidad", dijo el portavoz de la OMS, Gregory Hartl.



La Comisión reguladora nuclear de los Estados Unidos (NRC) anunció el envío de dos expertos a Japón, tras la explosión registrada en la central nuclear."Tenemos a algunos de los mejores expertos en este campo trabajando para la NRC y estamos listos para ayudar en cualquier cosa", indicó el presidente de la comisión, Gregory Jaczko.



Según la agencia Kyodo contradijo las versiones oficiales y certificó que al menos tres personas evacuadas de pueblos cercanos a la planta nuclear están contaminadas con radiactividad.



En una rueda de prensa, el ministro portavoz, Yukio Edano, dijo que la explosión, que no dañó el depósito que protege al reactor, se debió a una reacción química entre hidrógeno y oxígeno y aseguró que ha bajado el nivel de radiactividad en la zona.



La alarma cundió en el país y en toda la comunidad internacional cuando se produjo una fuerte explosión en la central nuclear, que causó cuatro heridos, a las 15.36 hora local (06.36 GMT), al parecer cuando un equipo trataba de enfriar un reactor nuclear de la planta número 1.



La explosión derruyó el techo y las paredes del almacén que alberga el depósito del reactor. Los cuatro heridos, según la compañía eléctrica TEPCO, operadora de la planta, no se encuentran en estado crítico.



Tras el sismo de 8,9 grados Richter el nivel de radiactividad en la planta 1 de Fukushima alcanzó hasta mil veces su nivel habitual en la sala de control de un reactor y hasta 70 veces su nivel cerca de la entrada principal de la central.



Los muros de una instalación en la estación nuclear de energía eléctrica en Japón se derrumbaron entre una nube de humo al producirse el estallido.



Las imágenes transmitidas por la televisión japonesa mostraron que los muros de un inmueble se habían venido abajo y sólo había permanecido de pie una armazón de metal. Varias columnas de humo salían de la planta.



El gobierno declaró el estado de emergencia para toda la Unidad en Daiichi, la primera que se establece para una planta nuclear en la historia de Japón. Sin embargo, unas horas más tarde, la empresa Tokyo Electric Power Co. que opera los seis reactores en Daiichi, anunció que había perdido su capacidad de enfriar el segundo reactor y en otras tres unidades en la cercana localidad de Fukushima Daini.



Los operadores de la Unidad 1 de la Planta de Fukushima Daiichi luchaban por disminuir el calor y la presión al interior del reactor luego que el terremoto y el tsunami desconectaran el suministro eléctrico de la planta y desactivaran los generadores de emergencia, con lo cual quedó desactivado el principal sistema de enfriamiento.



Aproximadamente 3.000 personas que viven en un radio de tres kilómetros alrededor de la planta nuclear recibieron indicaciones para evacuar sus hogares, pero esa zona de evacuación fue ampliada hoy a 20 kilómetros.



El Organismo Internacional de Energía Atómica indicó a través de un comunicado que los generadores de diesel que normalmente habrían mantenido en funcionamiento en la planta de Fukushima Daiichi fueron desactivados por la inundación provocada por el tsunami.



Los funcionarios de la planta de Daiichi comenzaron a liberar vapores radiactivos de la planta para aliviar un poco de la presión al interior del reactor. La pérdida de electricidad ha demorado esos esfuerzos por varias.



Primeras cifras oficiales

Se confirmó la muerte de por lo menos 703 personas en el terremoto de magnitud 8,9 y el posterior maremoto que devastaron a Japón el viernes, pero el gobierno nipón señaló que se teme la muerte de más de mil personas.



El principal portavoz del primer ministro Naoto Kan y secretario jefe del gabinete, Yukio Edano, fue quien hizo la estimación. Mientras tanto continuaban las operaciones masivas de rescate a lo largo de la costa este de la isla de Honshu (norte), donde olas gigantescas destruyeron más de 3.000 viviendas.



La Agencia Nacional de Policía señaló que se había confirmado la muerte de 503 personas y que había 740 desaparecidos y 1.040 heridos en la catástrofe. Por otra parte, la policía de Sendai, en la prefectura de Miyagi, había indicado este viernes que al menos entre 200 y 300 cadáveres fueron encontrados en la costa.



El ministerio de Defensa anunció que unas 1.800 viviendas en Minami Soma, en la prefectura de Fukushima, fueron destruidas, y las autoridades de Sendai señalaron que unas 1.200 casas fueron derribadas por el tsunami. Miles de viviendas más fueron destruidas en una hilera de pueblos costeros, incluyendo a Ofunato.
Fuente: 
Infobae