Viernes, 11 Marzo, 2011 - 11:31

El aumento a ministros, jueces y empleados del Poder Judicial podría aprobarse el próximo miércoles

Este jueves el Poder Judicial remitió a la Legislatura el proyecto de Ley de Convenios Salariales que ratifica los acuerdos rubricados entre los jueces del STJ y dos de los tres sindicatos que representan a los empleados, por un lado, y el que firmaron con la Asociación de Magistrados, por otro. Aunque no todos los diputados están de acuerdo con la iniciativa, la sanción de la ley dependerá de un acuerdo entre los bloques mayoritarios.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En la próxima sesión legislativa el proyecto 359/2011 tomará estado parlamentario. El presidente de la bancada justicialista, Ricardo Sánchez, adelantó a DiarioChaco.com que pedirán su tratamiento sobre tablas (lo que ya implica contar con los dos tercios de los votos) con la intención de impulsar su aprobación. De lo contrario, la iniciativa debería seguir el curso legislativo regular, que consiste en ser derivado a las comisiones correspondientes.



En busca de celeridad en la aprobación de la norma, Sánchez señaló que “si hay que charlar algo con la oposición lo haremos pero primero sería positivo hacer que esto empiece a funcionar, y más adelante discutiremos, sobre la base de un proyecto de ellos, cómo mejorar las condiciones iniciales”.



Por su parte, el diputado de Libres del Sur Carlos Martínez adelantó su oposición a la aprobación de los aumentos, a los que comparó con los del “caso Muller”, con un fuerte impacto económico para las arcas provinciales en el mediano y largo plazo. “Dentro de diez años van a tener que emitir bonos para pagarles a los empleados judiciales que les inicien una demanda”, sentenció.



Los incrementos acordados por los distintos sectores representativos del Poder Judicial (excepto Unión de Trabajadores Judiciales, que hoy viernes lleva a cabo su segunda jornada de protesta) son del 20% para los empleados, y una escala de entre el 40 y el 60% para los cargos con “responsabilidad política”, es decir, los funcionarios que son pasibles de ser sometidos a un jury de enjuiciamiento.



En cuanto a la asignación especial para secretarios, magistrados y ministros del Superior Tribunal, fuentes de ese ámbito defendieron el convenio firmado: “Es un rubro, una asignación particular que no va al básico”, dijeron a DiarioChaco.com, y lo compararon técnicamente con el salario por hijo, en tanto afecta a aquellos funcionarios que tienen responsabilidad política (por ejemplo a través de una sentencia, que es “un acto de gobierno”) y suponen una situación de incompatibilidad por responsabilidad jerárquica.



CON LOS GREMIOS


El convenio con los dos sindicatos establece, por un lado, un aumento del 20 %, en dos tramos: 10% en marzo y 10% en agosto; por otra parte se acordaron mejoras en algunos rubros específicos vinculados al sector de los empleados judiciales.



CON LOS MAGISTRADOS

El convenio con la Asociación de Magistrados y funcionarios del Chaco establece un incremento del 20% sobre el sueldo básico y la compensación jerárquica. Asimismo dispone la liquidación del concepto “Compensación por Responsabilidad Funcional”, a magistrados y funcionarios a partir del 1 de abril de 2011, también en dos tramos no acumulativos.



El rubro “Compensación por Responsabilidad Funcional” se calculará sobre el sueldo básico y compensación jerárquica de cada categoría, constituyendo un concepto remunerativo –sujeto a aportes y contribuciones- y no resultando base de cálculo para los adicionales que ostente cada magistrado o funcionario (antigüedad, presentismo, título universitario, etc).



El convenio destaca que “la Corte Suprema de Justicia de la Nación reconoció que la compensación funcional es un suplemento creado por ley, con la finalidad de compensar las incompatibilidades a que están sujetos los magistrados y funcionarios, la naturaleza de la función, la responsabilidad y la decisión integral que les es exigida, revistiendo en consecuencia el carácter de un adicional particular en el sentido de que su percepción se encuentra relacionada con una especial condición del sujeto cual es la situación de quienes no desempeñan actividades alcanzadas por el régimen de incompatibilidades, por lo que tal suplemento sólo corresponde a quienes reúnen las condiciones necesarias para su procedencia”.